20minutos

Crear comunidad

El bienestar de quien habita sus proyectos y mejorar el entorno, respetando el medio ambiente, son las prioridades del estudio valenciano de arquitectura Designable.

Compartir

Lo primero que se lee al abrir la web del estudio de arquitectura Designable es: “Tu casa, tus rarezas”. Pablo Bertolín y Andrés Perales se conocieron en la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, pero no crearon Designable hasta hace dos años, varios después de haber terminado sus estudios e iniciado sus respectivas trayectorias profesionales en ciudades diferentes. Su objetivo: ofrecer un estilo de vida sostenible. Todo esto sucede desde un coworking (hola Wayco!), en el centro de Valencia.

La arquitectura es…
Andrés: Cualquier espacio diseñado que mejore el bienestar de las personas, que aporte algo al entorno y que tenga en cuenta al medio ambiente.

Pablo: Lo que nos rodea: cualquier manipulación de aquello que fuera natural lo podemos considerar arquitectura. La pregunta correcta sería… “la buena arquitectura es…” y Andrés lo ha clavado.

¿Qué os hizo querer ser arquitectos?
Andrés: En 2003 viajé a Shanghái con mi familia y vi que en la planta baja de un rascacielos habían construido una maqueta gigante de todo el núcleo urbano. Tenía unas pasarelas para verla a vista de pájaro y allí, encima de una de ellas, quedé cautivado al entender cómo funcionaba la estructura urbana de aquella ciudad.

Pablo: Mis primeros recuerdos son de mi padre –también arquitecto– dibujando detalles constructivos en los sobres de las cartas que habían llegado ese día, esa dedicación y precisión me enamoró. Mi excursión favorita de fin de semana era pasar por el estudio y jugar con los lápices, el papel de calco, el paralex… Ese sentimiento de diversión me acompaña hasta ahora.

Un edificio estelar.
Pablo: Para nosotros, un buen edificio es el mejor vecino del barrio. Es el que aporta algo a su entorno y en el que los vecinos se conocen y se ayudan. Un espacio sostenible donde cada uno vive en una casa que se adapta a sus necesidades y no a las de otros. Un espacio que siempre os emocione.

Andrés: La sala de reuniones donde las personas nos cuentan cómo es su día a día, su familia, qué buscan en una casa y que les encantaría tener en su hogar. Es el mismo espacio donde se ilusionan al ver que nosotros sí somos capaces de hacer realidad sus sueños, rarezas incluidas.

Designable
Los fundadores de Designable: Pablo Bertolín (a la izda.) y Andrés Perales.

Vuestra máxima arquitectónica…
Pablo: Nos enseñaron que la mejor arquitectura es la que no tiene goteras. Creemos que la mejor arquitectura es la que consigue que las personas se sientan en casa al ver su librería de esquina a esquina, su alféizar en la ventana diseñado para leer o el piano de su vida en una habitación con luz natural insonorizada. Y, por supuesto, sin goteras. Un proyecto que os quita el sueño (para bien). Andrés: A mí siempre me ha hecho ilusión hacer un monasterio. Se le impone monotonía y rutina pero, en el fondo, también son personas diferentes, ¿no? ¿Por qué no puede tener cada monje una habitación diferente?

Pablo: Me encantaría hacer viviendas en una nave industrial protegida, manteniendo las fachadas de ladrillo, recuperando las cubiertas inclinadas y, en general, devolviendo a la vida un edificio que todos pensaban que estaba muerto.

Recta o curva. ¿Por qué?
Andrés: Esa decisión se la dejamos a los clientes, al fin y al cabo, ellos son los que vivirán en sus casas y se rascarán con las esquinas o se deslizarán por las paredes. Materiales que no falten…

Pablo: Cada persona elige acabados diferentes, pero nosotros sólo trabajamos con materiales sostenibles. Al fin y al cabo, si no nos preocupamos por el planeta, ¿por qué preocuparnos por los materiales que salen de él?

Proyectar en la ciudad o en el campo.
Andrés: Nuestros edificios sólo crecen en el centro de las ciudades para facilitar un estilo de vida a pie que permita dejar de depender del coche en el día a día. Siempre elegimos entornos que aporten algo positivo a la vida de las personas –un mercado, un parque o una zona peatonal–. Pero el campo también es importante: nuestro plan es reforestar tantos metros cuadrados de bosque como metros cuadrados edifiquemos en ciudad. De qué os rodeas para trabajar, es decir, cómo es vuestro espacio de trabajo.

Pablo: Nos rodeamos de un equipo humano que nos ayuda a mejorar la experiencia de usuario, a entender mejor a las personas, a desarrollar la tecnología que nos permite personalizar cada una de las casas… En resumen, trabajamos con valores humanos y sostenibles para crear edificios en los que las personas se puedan sentir identificadas

Fotografía Alicia Peiró