20minutos

La oficina de la semana: Unicef

Hoy cruzamos el Canal de la Mancha para conocer unas oficinas de caridad, ahora punteras en diseño y tecnología.

Compartir

Como cada semana, desde la redacción de T Magazine nos adentramos en una oficina donde no nos importaría trabajar por su espectacular diseño. Si tú también trabajaras en ella, estarías deseando que llegase el lunes. Para nuestra oficina de hoy vamos a cruzar el Canal de la Mancha: te presentamos las oficinas de Londres de Unicef, la agencia de las Naciones Unidas para los derechos de la infancia.

Gracias al diseño del estudio londinense Oktra y a partir de un diseño conceptual inicial de Lorenc Design Associates, Unicef se alejó de un diseño de oficina fijo tradicional y adoptó estilos de trabajo más flexibles.

Unicef

A lo largo de la construcción, el equipo de Oktra tuvo especial atención a la hora de trabajar alrededor de un sistema de vigas refrigeradas, que era parte integral de la estructura del espacio. Los diseñadores eligieron para la oficina de Unicef acabados de colores curvos para suavizar los tonos más fuertes del techo y contribuir a la estética cálida.

«A través de la firma digital y los gráficos de pared hemos introducido una organización de caridad en la era técnica», afirman desde Oktra

Unicef ahora ocupa dos pisos de espacio fresco y abierto que apoya la marca. Una paleta de colores suaves combinada con acabados de madera proporciona un elemento cálido y rústico al espacio. «A través de la firma digital y los gráficos de pared hemos introducido una organización de caridad en la era técnica», afirman desde Oktra.

Unicef

El piso superior cuenta con un espacio de descanso con asientos en gradas, salas de reuniones que se pueden reservar y vistas increíbles del estadio olímpico. El estudio Oktra ha conseguido que una organización con tantos años en funcionamiento suba a la cabeza de diseño y tecnología. ¿Te gustaría trabajar aquí?

A continuación, te dejamos con una fotogalería para que no te pierdas ningún detalle del espacio:

Fotografía Oliver Pohlmann