20minutos

La oficina de la semana: Steelcase

Conoce con nosotros el nuevo espacio de trabajo de la compañía dedicada a estos diseños. Así es MadridPlaza y su configuración para el usuario.

Compartir

Como cada semana, desde la redacción de T Magazine nos adentramos en una oficina donde no nos importaría trabajar por su espectacular diseño. Si tú también trabajaras en ella, estarías deseando que llegase el lunes. Hoy vamos a conocer el espacio de trabajo de una compañía especializada en este tipo de diseño: Steelcase.

Debido al continuo cambio del mercado, Steelcase se convirtió en el partner estratégico de las empresas que buscan provocar una transformación satisfactoria en la cultura de su organización a través del espacio de trabajo. Gracias a su trayectoria y profundo conocimiento del mercado, Steelcase fue el eslabón clave para adaptar los entornos laborales al nuevo escenario incierto.

Steelcase

“Cuando nos dimos cuenta de que nuestros clientes se enfrentan a una gran incertidumbre a la hora de transformar sus espacios de trabajo, fue cuando decidimos que debíamos reformular nuestro modelo de negocio”, reconoce Alejandro Pociña, presidente de Steelcase Iberia.

Una vez que la organización se planteó el cambio de estrategia, fue consciente de que el espacio con el que contaba no les ayudaba en su objetivo. Las oficinas se encuentran justo encima de la fábrica con la que cuenta la compañía en España: un entorno de 35.000 metros cuadrados que históricamente le ha aportado su identidad a toda la organización. Esto era muy productivo, pero hacía que se perdiera la visión general.

Steelcase

Para fomentar el trabajo en equipos multidisciplinares y potenciar la creatividad, Steelcase ha diseñado un innovador concepto de espacio de trabajo en Madrid donde los clientes y los trabajadores se convierten en los verdaderos protagonistas. Un entorno centrado en las personas, donde se pueda comprobar y experimentar de primera mano los avances y los diferentes escenarios de comportamiento que no solo son tendencia hoy, sino que perdurarán en el tiempo.

Por esto, los principios que han guiado el diseño del proyecto en todo momento han sido la flexibilidad y capacidad de adaptación del espacio. MadridPlaza es un entorno de experimentación, un laboratorio en el que los trabajadores y los clientes pueden testar nuevas formas de trabajo y ver sus resultados.

Steelcase

El espacio cuenta con una superficie de 2.500 metros cuadrados repartidos en dos plantas que ha sido bautizado con el nombre de MadridPlaza, ya que toma la analogía de la vida de un pueblo. Así, la oficina se dispone en torno al concepto de La Plaza, un espacio central donde se producen las interacciones sociales de los trabajadores, promoviendo su bienestar emocional porque es donde se generan los vínculos entre todo el equipo.

En este multiespacio, los trabajadores pueden mantener una reunión informal con clientes o compañeros, recargar pilas con un café o simplemente trabajar sabiendo que están disponibles para posibles interrupciones en un ambiente más relajado. El uso que cada uno hace del espacio transmite un mensaje al resto de sus compañeros, mostrando su disponibilidad o necesidad de concentración.

Las paredes de cristal imantables y rotulables permiten a los trabajadores ver cómo sus ideas progresan desde el concepto a la realidad

Alrededor de la vida de esta plaza se ha ido conformando el resto de zonas de trabajo, donde puedes encontrar los espacios de colaboración con salas de reuniones con distinta capacidad y privacidad, así como las áreas de concentración. Y en la zona periférica se encuentra el vecindario, donde están los puestos de trabajo individual.

En Steelcase, todo es transparente: las paredes de cristal imantables y rotulables permiten a los trabajadores ver cómo sus ideas progresan desde el concepto a la realidad. El espacio también ha sido concebido para que el cliente intervenga en todas las partes del proyecto y colabore activamente en la búsqueda de las mejores soluciones para sus necesidades.

Steelcase

Además, se han eliminado los despachos para los directivos. En su lugar, se ha creado un área abierta denominada comunidad de líderes donde, en lugar de despachos privados, cada uno de los ejecutivos puede elegir dónde trabajar en cada momento, dentro de la gran variedad de opciones que ofrece.

A continuación, te dejamos con una fotogalería para que conozcas a fondo el espacio. ¿Te gustaría trabar aquí?

Fotografía Montse Zamorano