20minutos

¿Es posible vivir en una tubería?

La respuesta es sí. El creador que lo ha hecho posible ha sido el 'ciberarquitecto' japonés James Law para combatir los altos alquileres de Hong Kong. Bienvenido a un nuevo concepto de hogar.

Compartir
OPod Tube House

Sabemos que el concepto de vivienda está cambiando y lo seguirá haciendo a lo largo de los siguientes años. La superpoblación y la subida de los alquileres han hecho a muchos profesionales pensar en unidades de vivienda mucho más pequeñas de lo que estamos acostumbrados a ver. El ciberarquitecto James Law ha querido diseñar vivienda experimental de bajo costo para aliviar los problemas de alquiler asequible en Hong Kong. El trabajo se llama OPod Tube House y su nombre no es en vano.

Construido con un bajo costo y una tubería de agua de concreto de 2,5 m de diámetro, el diseño ultiliza la fuerte estructura de este material para albergar un apartamento para una o dos personas con espacios de vivienda, cocina y baño completamente equipados dentro de 30 metros cuadrados.

OPod Tube House

Cada OPod Tube House está equipada con cerraduras inteligentes con acceso online a través del móvil, así como muebles que ahorran espacio y maximizan el interior del hogar.

Estas casas se pueden apilar para convertirse en un edificio de poca altura y, a corto plazo, en una comunidad modular

En un contexto urbano, estas casas se pueden apilar para convertirse en un edificio de poca altura y, a corto plazo, en una comunidad modular. Además, gracias a su disposición pueden ser fácilmente localizadas y reubicadas en diferentes sitios de la ciudad.

Estos proyectos de OPod Tube House encajan perfectamente con la filosofía con la que nació el estudio de arquitectura de James Law. Para el japonés, la ciberarquitectura es el diseño de todas las cosas para un mundo más inteligente a través de nuevas piezas y nuevos conceptos de espacio interior, obras de arte, tecnología y estrategia.

OPod Tube House

Todo surgió desde el momento en que se dieron cuenta de que la humanidad estaba experimentando un nuevo renacimiento de cambios rápidos en el planeta, «por lo que creemos que cada proyecto que diseñamos y construimos debe contribuir a un mundo sostenible y mejor para todas las personas», añaden desde el estudio.

Hong Kong es actualmente una de las regiones con el alquiler más caro del mundo. Gracias a OPod Tube House, la ciudad tendrá la oportunidad de reinventar su forma de vida y construir su propio proyecto futuro de smartcity.