20minutos

Miguel Fisac y su obra más destacada

El arquitecto rechazó el racionalismo de su tiempo y construyó numerosas obras residenciales, industriales y religiosas.

Compartir
Miguel Fisac
Miguel Fisac posa apoyado en una viga-hueso durante la construcción del Centro de Estudios Hidrográficos en 1962

“Debía aligerar el peso propio que habían de soportar las vigas. Y pensé en la posibilidad de hacerlas huecas. Y al tantear cómo unir una pieza de sección rectangular o triangular a la pantalla para conseguir la luz celeste deseada, me encontré con una figura que me recordó la sección de los huesos de las extremidades de los animales vertebrados. Entonces pedí que me trajeran unos huesos de vaca de la carnicería y, al comprobar su semejanza, adquirí la convicción de que marchaba por buen camino”. Así describía Miguel Fisac (Daimiel, 1913 – Madrid, 2006) las vigas-hueso, esas célebres piezas prefabricadas que creó y patentó para la construcción de las cubiertas de sus edificios.

Miguel Fisac

Este arquitecto influido por la obra de Frank Lloyd Wright y Erik Gunnar Asplund rechazó el racionalismo de su tiempo y construyó numerosas obras residenciales, industriales y religiosas. Los edificios más destacados de su carrera se encuentran en Madrid: los laboratorios Jorba (La Pagoda), la parroquia de Santa Ana o el Centro de Estudios Hidrográficos, donde usó por primera vez las vigas-hueso.

Fotografía Fundación Miguel Fisac