20minutos

Una isla adaptada para disfrutar de unas vacaciones únicas

El arquitecto Martín Ferrero ha diseñado Villa Xálima, un complejo con doce habitaciones que cuentan con una media de 1.000 metros cuadrados individualmente. Sigue leyendo para conocer todos los detalles.

Compartir

Villa Xálima

El Caribe es uno de los rincones más soñados para los amantes del turismo. Algunos sólo quieren pasar una temporada de vacaciones; otros, el resto de sus vidas para eliminar por completo el estrés. Por ello, hoy te presentamos un proyecto a cargo del arquitecto Martín Ferrero que fomentará tus ganas de pisar este paraíso: Villa Xálima.

Este lugar, que ocupa una superficie de 26.000 metros cuadrados, está situado en una isla enfrente de la península de Yucatán. El proyecto corresponde a un encargo por parte de un promotor suizo que quiso integrar arte, naturaleza y arquitectura en un mismo espacio.

Villa Xálima

Villa Xálima se ha creado pensado como destino vacacional y ha logrado una simbiosis entre el medio ambiente y el artificio del ser humano, donde la naturaleza, el acero, la madera o el vidrio construyen una arquitectura dedicada a los sentidos.

La estrategia principal del diseño consistió en adaptar el programa funcional propuesto a un relieve muy específico. De esta manera, el proyecto ha investigado el potencial de la fusión entre la antigua arquitectura maya y el tratamiento de los espacios fluidos del diseño moderno, lo que dio lugar a un paraíso que aúna lo tradicional con los elementos actuales de construcción contemporánea.

Villa Xálima

Villa Xálima funciona como un complejo de piezas dispersas en torno a un pabellón principal de usos comunes. Cada una de las doce habitaciónes tiene una extensión media de 1.000 metros cuadrados y ofrece todas las comodidades propias de un proyecto de lujo. Asimismo, estas habitaciones disponen de absoluta privacidad al ser independientes en su programa funcional.

Villa Xálima

Una de las características que más han llamado la atención de Villa Xálima es que se encuentran dentro de un atolón, un arrecife con una laguna anterior, lo que implica la ausencia de mareas y que, por tanto, permite el contacto directo de las estancias con el mar. La gran cantidad de cubiertas verdes más la superficie de agua permite que el complejo turístico reduzca al mínimo el gasto por climatización.

La autosuficiencia gracias a la ventilación cruzada de los espacios interiores es uno de los principales puntos fuertes de Villa Xálima. Su ubicación es ideal para que todos los turistas disfruten de una estancia inolvidable en esta isla caribeña.

Villa Xálima

A continuación, te dejamos con su vídeo de presentación para que conozcas a fondo este proyecto de Martín Ferrero. ¿Te gustaría pasar unas vacaciones aquí?