20minutos

Grandes obras arquitectónicas que fueron demolidas

Algunas obras arquitectónicas de gran valor han sido demolidas por diferentes motivos en nuestro país, perdiendo así patrimonio cultural y artístico. Conoce con nosotros algunas de ellas.

Compartir

Conservar el patrimonio artístico y cultural de nuestro país es algo necesario y además, recogido en la Constitución. Sin embargo, esto no siempre se cumple. Hoy te traemos un recopilatorio de algunas de las obras arquitectónicas que fueron demolidas por causas políticas, intereses personales o empresariales para construir, en su lugar, viviendas en la mayoría de los casos.

Obras arquitectónicas demolidas.
La Pagoda, Madrid.

La Pagoda, un edificio singular en Madrid

El edificio conocido popularmente como “la pagoda” fue construido por el arquitecto manchego Miguel Fisac Serna entre los años 1965 y 1970 en las inmediaciones de la estación de Avenida de América. Llegó a ser un edificio incónico de Madrid, pero en 1999 fue demolido como consecuencia de la especulación inmobiliaria y, según su propio autor, “a un ataque personal promovido por el Opus Dei”. El edificio estaba destinado a ser la sede de los laboratorios farmacéuticos Jorba, lo que explica el ataque de los religiosos.
El edificio pudo ser demolido al no estar dentro del catálogo del patrimonio arquitectónico de la comunidad de Madrid, pese a que un año antes se había promulgado la ley. El día que se derribó el edifico, un grupo de arquitectos y personas contrarias a la ejecución se concentraron delante de  “la pagoda” para intentar paralizar la orden, pero no lo consiguieron. Sin embargo, se creó un debate en torno al derribo y su importancia para la historia de la arquitectura española moderna. La demolición fue tildada por los medios como un acto de “terrorismo cultural”.
Obras arquitectónicas que fueron demolidas.
Palacio de Ripalda, Valencia.

Palacio de Ripalda, en Valencia

La operación urbanística de los años 60 en la Comunidad Valenciana hizo que el Palacio de Ripalda desapareciera. Y con él, la Feria Muestrario que se levantaba a su lado. El Palacio databa del año 1891, cuando la condesa viuda de Ripalda se lo encargó a Joaquín María Arnau. El Ayuntamiento, dirigido por el alcalde Adolfo Rincón de Arellano, quería levantar las instalaciones de la nueva y moderna Feria de Muestras y para obtener recursos se había propuesto derribar la Feria antigua, un edificio de los años treinta. Todo se llevó a cabo en pocos meses y dando pocas explicaciones. Apenas hubo polémica y queja en la prensa, ya que la nueva Feria era prioritaria.

Obras arquitectónicas que fueron demolidas.
Gran Café de París, Sevilla.

Gran Café de París, en Sevilla

Este edificio emblemático de Sevilla se construyó entre 1904 y 1906. Fue diseñado por el arquitecto Aníbal González en su etapa modernista. Uno de los símbolos más característicos de la edificación era su cúpula metálica de estilo francés. El modernismo también se apreciaba en sus barandas con motivos naturales. Nació como edificio de viviendas, mientras en su bajo se instalo el Café Paris que da nombre al edificio.

El Gran Café de París tenía en la primera planta un salón de billares, y era lugar de reunión de la alta clase media y la burguesía, así como de toreros y artistas. Durante la Guerra Civil cambió su nombre por el de ”Café de Roma”. Acabó víctima de la piqueta como tantos otros edificios durante los años 70 para dar paso a un restaurante Burger King.

Obras arquitectónicas que fueron demolidas.
Casa Trinxet, Barcelona.

Casa Trinxet, en Barcelona

La casa Trinxet fue una vivenda construida en 1904 por el arquitecto Puig i Cadafalch en la calle Còrsega 268, muy cerca de la esquina con la calle Balmes. Fue un encargo de Avelino Trinxet Casas, un importante empresario textil barcelonés, que la convirtió en residencia hasta su muerte en 1917. El edificio se caracterizaba por la fachada blanca, las guirnaldas doradas en mosaico de la parte superior, los forjados de los balcones y la puerta esculpida con elementos de flores y animales.

En 1966 el Ayuntamiento, presidido por José Mª Porcioles, concedió la licencia autorizando el derribo del chalet, pese a la campaña para salvarlo llevada a cabo por diferentes periódicos y personajes de la cultura. Las peticiones no fueron escuchadas por el consistorio barcelonés. Finalmente el edificio se derribó y se construyeron oficinas y viviendas en su lugar.

Obras arquitectónicas que fueron demolidas.
El Taller de Artillería de Madrid.

El Taller de Artillería de Madrid, demolido

El último ejemplo que te contamos hoy es el más actual. Se trata de la demolición del Taller de Artillería de Madrid. En 2014 el Ministerio de Defensa, propietario del inmueble, vendió el solar a la cooperativa Residencial Maravillas por 111 millones de euros. El propósito de la cooperativa es construir una urbanización de viviendas. Tras varios años de peleas entre los principales partidos políticos, denuncias de grupos ecologistas y denuncias de los vecinos, los juzgados autorizaron a la demolición del edificio. En 2019 se entregarán las llaves de las viviendas que ocuparán el espacio del antiguo Taller de Artillería.