20minutos

La Zagaleta: así es el rincón más lujoso y seguro de Europa

Descubre las 900 hectáreas de villas y viviendas donde tendrás acceso a campos de golf, club de hípica, helipuerto y mucho más.

Compartir
La Zagaleta

Situada en “el triángulo de oro” de España, la urbanización La Zagaleta, está considerada como uno de los mejores sitios para vivir del mundo. Este espectacular complejo de villas privadas cuenta con todos los servicios y con un entorno de 900 hectáreas con vistas al Mediterráneo, África, Gibraltar, lagos y dos campos de golf de 18 hoyos cada uno. Fundanda en 1991 por Don Enrique Pérez Flores (hoy presidente de Honor de la compañía), este espacio se ha convertido en un oasis del lujo a pocos kilómetros de la ciudad de Marbella donde las personalidades más adineradas de todos los sectores escogen tener una residencia. (Actualmente se conocen pocos nombres debido a la gran seguridad de la urbanización).

La Zagaleta ofrece a sus –pocos– clientes diferentes opciones de residencia: el terreno para edificar al gusto del comprador (siempre siguiendo unos parámetros dados por la compañía), villas ya construidas para entrar a vivir y la posibilidad de reformar una de las villas ya construidas. Escoja la opción que escoja, el cliente entrará a vivir en una villa que oscila entre los 3.000 y 10.000 metros cuadrados y tendrá que desembolsar entre 4 a 15 millones de euros.

Cinco de las villas ya construidas rondan precios entre los 10 y los 14,5 millones de euros y están ya a la venta. Asimismo, este entorno exclusivo cuenta con una serie de viviendas adaptadas arquitectónica y tecnológicamente a los más altos niveles del mercado y disponibles a partir de 3 millones de euros.

Una perla blanca en un oasis verde: Villa Salucci

La Zagaleta
Vista de Villa Salucci desde el exterior.

Como antes te contábamos, La Zagaleta tiene 3 modelos de negocios: parcela, para que el comprador edifique a su gusto; casa de segunda mano (recompran una villa y la renuevan por completo para que tenga los más altos estándares del mercado); y villas nuevas, como Salucci House, en la que hoy nos colamos, con un precio aproximado de 11,5 millones de euros.

De exterior elegante, el interior es espacioso y con encantadoras áreas de estar de planta abierta que hacen de ella una cómoda casa familiar

Desde La Zagaleta consideran a Villa Salucci como “una perla blanca que brilla bajo el sol” en medio de un oasis verde. Verde porque, en principio, se iban a construir 3.000 viviendas en todo el entorno, pero el ideólogo de esta operación, Enrique Pérez Flores (hoy presidente de Honor de la compañía), planteó edificar sólo 420 para garantizar una baja densidad de construcción, gracias a la cual hoy las casas están rodeadas de una abundante y cuidada vegetación.

La Zagaleta
Vista de Villa Salucci desde una de sus amplias terrazas.

De esta forma, esta elegante y moderna villa mediterránea se encuentra rodeada de hermosos paisajes naturales y cielos azules, ubicada en las estribaciones de La Zagaleta, ofreciendo vistas de primera línea al hoyo 14 del exclusivo campo de golf.

Mientras que su exterior es elegante y distinguido, el interior es espacioso y con encantadoras áreas de estar de planta abierta que hacen de ella una casa familiar cómoda, así como una villa imponente para el disfrute y entretenimiento. Todo ello en un espacio de 5.986 metros cuadrados.

La urbanización privada más segura de Europa

La Zagaleta
Uno de los salones de Villa Salucci.

Aparte de los numerosos servicios que ofrece La Zagaleta, como el centro ecuestre con 23 establos y 4 pistas disponibles para adultos y niños, canchas de tenis y helipuerto, entre otros, este paraíso cuenta con la discreción y el más alto nivel de seguridad para el cliente (circuito cerrado de vigilancia, puertas de seguridad, patrullas, etc.). Por no mencionar su servicio de atención personalizada 24 horas, La Zagaleta Service, gracias a un equipo de 120 profesionales plurilingües.

Restaurante en la Casa Club

El restaurante privado de una docena de mesas se encuentra en la Casa Club, una zona exclusiva para socios en la que no basta con ser residente de la lujosa urbanización; para entrar los directivos de La Zagaleta se reúnen con sus clientes y estudian si dar o no viabilidad al proyecto de tener un nuevo socio del Club. (Ello supone pagar una cuantía fija anual lejos del alcance de muchos). Además, los residentes pueden disfrutar a la entrada a dos campos de golf y al club hípico).

El restaurante ofrece una terraza panorámica, una serie de bares y salones y un magnífico rincón para eventos especiales, entre otros servicios

El restaurante ofrece una terraza panorámica, una serie de bares y salones, un magnífico rincón para eventos especiales, salas de reuniones y, por supuesto, servicios de primera clase con equipamiento.

Lo mejor de la hípica

El club hípico de La Zagaleta cuenta con 6 prados para que los animales estén en libertad. Además, alrededor del entorno de la urbanización se hacen rutas diarias de entre  a 3 horas por caminos forestales. Una vez al año se celebra El día del niño, donde todos los residentes de La Zagaleta, socios o no de la Casa Club, pueden llevar a sus hijos a montar en poni.

La Zagaleta
Fotografía del Club Hípico de La Zagaleta.

El club hípico cuenta con 23 boxes, donde hay caballos pertenecientes a los residentes de la urbanización, y 6 caballos propios de La Zagaleta de pura raza española, raza hispano-árabe e hispano anglo árabe. En el club, los socios podrán adquirir clases de nivel principiante, medio y avanzado. Para una primera monta a los 5 años, el propio club cuenta con cuatro ponis de las Shetland; y para edades a partir de los 11 años, un poni Haflinger.

Entre sus instalaciones se encuentran una pista principal con espejos, dos picaderos circulares para trabajo a la cuerda y un caminador de cinco caballos

Entre sus instalaciones se encuentran una pista principal con espejos, dos picaderos circulares para trabajo a la cuerda y un caminador de cinco caballos.

La Zagaleta
Fotografía del Club Hípico de La Zagaleta.

Así es Ignacio Pérez Díaz, CEO de La Zagaleta

Ignacio Pérez Díaz es el actual CEO de La Zagaleta e hijo del fundador, el onubense Enrique Pérez Flores, hoy Presidente de honor con 96 años y en perfecta forma. Enrique Pérez Flores vive en Zúrich pero viaja a La Zagaleta cada 3 semanas y sigue controlando de cerca el día a día de la compañía. Hoy, hemos tenido el placer de hablar con su hijo y esto es lo que nos ha contado.

La Zagaleta
Salón principal de Villa Salucci.

Todo empezó en 1990, con su padre Enrique Pérez Flores. ¿Cómo fueron los inicios y la historia de la finca La Zagaleta?
La finca se compró en subasta a finales de 1989 y la persona que siempre estuvo al mando fue mi padre, Enrique Pérez Flores. Se incorporaron activos a la sociedad y en el año 1991 se registró el nombre y se creó la marca. Todo llevó un proceso de reajuste, por ejemplo, porque se redujo el número de casas de 3.000 a 400. Las primeras viviendas comenzaron a construirse en 1992. Entre el año 2002 y 2005 se construyó el campo de golf con 18 hoyos. Las instalaciones de hípica se mantuvieron y se restauraron el año pasado. A día de hoy es una de las urbanizaciones más exclusivas del mundo.

El emplazamiento de la urbanización es conocido como “el triángulo de oro”, ¿a qué se debe?
Se le llama “el triángulo de oro” porque es una localización entre tres enclaves privilegiados: Marbella, Estepona y Benahavís. Son zonas muy desarrolladas, cerca de la costa y con numerosos campos de golf.

¿Cuál es el tipo de cliente que compra una casa en La Zagaleta? Nacionalidad, edad, solvencia económica…
La solvencia en principio es la que puede demostrar el cliente: que tiene el dinero suficiente como para cumplir un contrato. Si es una persona públicamente notoria pedimos referencias. Y no entramos mucho más allá. Lo que nos interesa es el perfil para saber si encaja: comprar una propiedad como las que aquí se construyen significa entender unas normas, y no todo el mundo que tiene dinero las entiende. Básicamente nos dirigimos a familias a las que les gusta el deporte y la vida sana. Las nacionalidades las clasificamos por idiomas: anglosajones, que son el bloque principal (británicos, irlandeses, norteamericanos y australianos), germanos (alemanes, autriacos y suizos), los nórdicos (escandinavos), los ruso parlantes, muchos centro europeos (holandeses, belgas, franceses, italianos, españoles…) y los francófonos. Hay un mix muy variado de oriente medio (Emiratos, Arabia Saudí) que valoran mucho la seguridad, el verdor y las buenas piscinas.

“Tenemos unos valores de vivienda como luz, confort, experiencia y emociones”, informa Ignacio Pérez Días, CEO de La Zagaleta

En La Zagaleta se puede comprar la parcela y construir la casa al gusto, pero toda vivienda en la urbanización tiene que cumplir con unos requisitos, como que sean de dos plantas y que el tejado sea de teja. ¿A qué se debe?
Esos requisitos han cambiado un poco: por ejemplo, en la zona nueva los tejados ya no tienen que ser de teja. Básicamente, el mensaje es importante porque hay unos parámetros de edificabilidad porque quieres crear algo uniforme y que esté en armonía holística.

¿Cómo es el equipo de diseñadores y arquitectos de La Zagaleta? ¿Son propios o contratan a estudios en concreto?
Todo eso es un mundo aparte y está dentro del co-business: creamos casas para clientes que las quieran comprar y a partir de ahí tenemos libertad de elección. Lo que hacemos es elegir conceptos: crear una casa que va a estar durante muchos años, por lo que quieres tomar una decisión muy segura. Tienes que entender quién es el cliente potencial, saber dónde tiene casas y acertar lo que quiera comprar. A partir de ahí, hay libertad de elección.

Para nosotros la luz, el confort, la experiencia y las emociones son fundamentales. Por eso nuestras villas tienen piscinas, huerto ecológico, ventanas con marcos de aluminio… Y precisamente aquí en la Costa del Sol hay muchos arquitectos trabajando en este tipo de sectores. Tenemos varios conceptos, como la línea mediterránea (contemporáneo tropical con palmeras), la clásica asiática o la clásica contemporánea (no ha pasado de moda pero ha sufrido una transformación, por ejemplo ángulos rectos en lugar de arcos).