20minutos

Olas y asfalto

Motos, bicicletas, skates y hasta tablas de surf. Todos tienen cabida en el nuevo espacio de Deus inaugurado en Madrid.

Compartir
Deus
Las motocicletas custom fueron el origen de Deus en 2006.

Convertida ya en parte del folclore nacional, la canción Aquí no hay playa, del grupo de finales de los 80 The Refrescos, lleva décadas sirviendo de lamento colectivo para todos aquellos madrileños que echan de menos el mar durante los tórridos veranos. Pero por mucha añoranza que los habitantes de la capital sientan por la costa, el siguiente dato no deja de ser sorprendente: “somos la ciudad de España que más trajes de neopreno vende”. Son palabras de Antonio Rodríguez-Durántez, director del espacio que la firma Deus acaba de abrir en en Madrid, en el barrio de Malasaña.

Nacida en 2006 en Australia como Deus ex Machina, la marca siempre ha basado su filosofía en pilares que antaño fueron independientes pero que ahora forman parte de la misma cultura basada en el disfrute: motociclismo, surf, skateboard, ciclismo, ski… Así, lo que empezó como un fabricante de motos personalizadas, hoy extiende sus brazos hacia esas otras ramas, creando sus propias tablas de surf, bicicletas y contando con su propia línea de moda.

Deus
Las prendas de ropa están diseñadas para las distintas disciplinas de la marca.

“Madrid, su gente y sus visitantes, creemos que representan ese mix de valores. Es la ciudad de todos”. Así explica Rodríguez-Durántez la llegada de la nueva tienda a la ciudad, un espacio que presenta la tipología de retail, a diferencia de otras flagships repartidas por el mundo concebidas como “templos”, y que pueden incluir talleres de moto, surf, cine, barbería, rampas de skate y hasta restaurantes. España ya cuenta con una de ellas en Biarritz, The Tenement of Tenacity, aunque Rodríguez-Durántez asegura que “el templo de Madrid está por llegar”.

Mientras tanto, y aunque el surf parezca tener tanto tirón en la capital, la tienda llega en un momento ideal para otra de sus vertientes: el ciclismo. Con una apuesta del actual Ayuntamiento por hacer una ciudad más amable para las bicis –aumentando los kilómetros de carriles dedicados y dándoles más espacio–, la parte de dos ruedas y pedales de Deus promete ser la que más tirón tenga. “La disciplina de la bicicleta tiene su epicentro en el templo de Milán, con un taller propio, venta de bicicletas y desarrollo de equipamiento”, explica Rodríguez-Durántez. “En la tienda de Madrid presentamos y comercializamos todo ese desarrollo. España es un país que construye, compite y disfruta con la bicicleta”.

A dos ruedas –con o sin motor–, sobre un tabla de skate o hasta sobre una de surf, los entusiastas del movimiento tienen un nuevo punto de referencia en Madrid. Por desgracia, y hasta nueva orden, lo que aquí no hay es playa.

Deus
Las bicicletas, desarrolladas en Milán, tienen una presencia importante en Madrid.

Fotografía Cortesía de Deus