Reformar y convertir cárceles, una moda cada vez más común

En la actualidad, es muy común que las prisiones sean remodeladas y convertidas en atractivos turísticos. Conoce la historia de algunas de las cárceles más singulares del mundo. ¿Te atreverías a alojarte en alguna de ellas?

Compartir
Barrotes cárceles

Las cárceles ya no se utilizan solamente para privar de libertad a las personas. En la actualidad, las prisiones se han convertido en un escenario en el que se pueden llevar a cabo múltiples acontecimientos. La apertura de un museo, una galería de arte, hoteles, escenarios de película y un largo etcétera han cambiado el panorama y la imagen de las prisiones a lo largo y ancho de todo el mundo. Hoy te traemos un recopilatorio de algunas de las cárceles más peculiares del planeta.

La cárcel de Salamanca, reconvertida en centro cultural

Centro cultural DA2.

Empezamos en la antigua cárcel de Salamanca, hoy rebautizada como DA2. El edificio ha pasado de ser una prisión a un centro de arte contemporáneo. El complejo fue construido en 1930, siendo remodelado bajo la supervisión del arquitecto Horacio Fernández del Castillo durante el año 2002. En la remodelación se han mantenido algunos espacios como el vestíbulo central, las celdas de los presos y el de los espacios comunes para el desarrollo de actividades culturales. La idea surgió por la necesidad que existía en la ciudad de tener un espacio grande para almacenar propuestas e iniciativas culturales como consecuencia de la elección de Salamanca como ciudad europea de la cultura. El centro DA2, se ha convertido en una espacio de referencia cultural a nivel nacional e internacional.

Cárcel reconvertido a museo en Dublín.

De cárcel a museo, en Dublín

Kilmainham Gaol fue una cárcel situada en Dublín donde ahora se ha abierto un museo. Data de 1796 y jugó un importante papel en la historia de Irlanda, ya que muchos de los líderes de las revueltas de la independencia irlandesa estuvieron recluidos y fueron ejecutados en esta prisión. El último preso fue excarcelado en 1924, cuando se decidió que la cárcel iba a ser cerrada. Tras 50 años sin uso, durante la década de los 70 fue remodelada y se convirtió en museo. Este simboliza la tradición del nacionalismo en un país como Irlanda, siendo el tema principal que se suele tratar en todas las obras y exposiciones del museo. Además, ha servido como escenario para muchas películas entre las que destaca En el nombre del padre, de Jim Sheridan.

La prisión 5 estrellas, resort para los presos

Prisión Justice Center Leoben

La prisión de Justice Center Leoben, situada en Austria, se conoce como la cárcel 5 estrellas del mundo. El vidrio y el acero inoxidable fueron los elementos escogidos por el arquitecto Joseph Hohensinn para diseñar el centro. Se inauguró en 2004 y desde el principio recibió críticas, ya que parece más un hotel que una prisión de delincuentes. Cada preso tiene una celda privada con cocina y baño para él solo, grandes cristaleras por donde entra la luz, un escritorio y estanterías. Los presos también disponen de un equipado gimnasio, mesas de ping-pong, canchas de baloncesto y celdas conyugales por si reciben visita.

Vive la experiencia como si fueras un preso de verdad

En Letonia encontramos la prisión de Karosta, que se ha hecho famosa internacionalmente por ser un hotel donde los huéspedes son tratados como si fueran presos. La prisión original dejó de funcionar en 1997, aunque en ella miles de hombres han soportado regímenes como el soviético y el nazi. Ahora, la gente acude pagando para disfrutar del mismo trato en la reconvertida cárcel. Dormir hacinados en camas de hierro, ser despertado de madrugada, comer de forma pésima y otros muchos tratos vejatorios son demandados por cientos de personas que tienen que pagar un elevado precio por “disfrutar” de este hotel.

Conoce Suiza alojándote en este hotel-cárcel económico

Hotel-cárcel de Lucerna, en Suiza.

Por último, te contamos la historia de la cárcel de Lucerna, en Suiza. Una vez más, la prisión ha sido remodelada y convertida en un hotel. La diferencia con la anterior es que en esta los precios son más bajos y los huéspedes no serán privados de sus derechos. Es una buena elección si queremos viajar a Suiza, que tiene precios muy elevados, y no disponemos de mucho presupuesto.