20minutos

Un destino diferente

Gracias al proyecto de Cadaval & Solà-Morales ya puedes alojarte en un bungaló y rodeado de naturaleza en el pueblo mexicano de Tepoztlán. Sigue leyendo porque seguro que este destino no te resulta indiferente.

Compartir
Cadaval & Solà-Morales

La mayoría de personas suele planear sus vacaciones para que todo salga a la perfección y no haya lugar para errores o malentendidos que dificulten el disfrute de estos días. El avance de las tecnologías está reinventando nuestras formas de viajar: el típico hotel ya no está tan solicitado y el usuario busca otras localizaciones, como estas habitaciones en lo alto de los árboles. Hoy te vamos a presentar otra alternativa, por si no te ha convencido ninguna de las anteriores: un bungaló en la selva mexicana creado por el estudio Cadaval & Solà-Morales.

Para imaginarnos estas idílicas vacaciones tenemos que situarnos en Tepoztlán, un pequeño pueblo localizado a unos 50 kilómetros de la Ciudad de México. Este asentamiento de origen pre-hispánico no ha perdido su carácter propio a lo largo de los años, y debido a su localización rodeada de árboles, ha sido el foco de atención de muchos intelectuales, tanto para largos periodos como para estancias de fin de semana. Aun así, es más que apto para familias o parejas que busquen tranquilidad.

Cadaval & Solà-Morales

Si querías un espacio paradisíaco para olvidarte del ajetreo diario de la ciudad, este proyecto del estudio hispanoespañol Cadaval & Solà-Morales es perfecto para ti. En el terreno, aparte del bungaló individual, existe un área para usos comunes que incluye un gran jardín con un lounge y una piscina. Con esta presentación, es difícil resistirse a visitarlo.

El proyecto prioriza el protagonismo del salón debido a que está pensado para una corta estancia. Una enorme grieta llena de vegetación separa este espacio de la habitación principal, cuyo punto fuerte es la posibilidad de estar en contacto con la naturaleza y el aire libre. Para ello, ambos habitáculos cuentan con grandes terrazas que se extienden hasta la plataforma natural sobre la que se levanta el bungaló.

Cadaval & Solà-Morales

La construcción es de hormigón de bajo mantenimiento y la fachada está pintada en color negro para minimizar el impacto visual sobre el paisaje. Las paredes laterales se encuentran en una caja cerrada; de esta forma, se mantendrá la privacidad cuando se construyan los bungalós siguientes.

Asimismo, el proyecto tiene un pequeño plinto, un refugio entre la vegetación y los árboles que te hará disfrutar de las vistas, de la naturaleza y del inmejorable clima del lugar. Seguro que después de leer estas líneas estás deseando reservar tu propio bungaló para huir de la contaminación del día a día. ¡Que lo disfrutes!

A continuación, te dejamos una fotogalería para conocer de cerca este idílico destino de Cadaval & Solà-Morales: