20minutos

Pasión por los blancos

Así es la segunda añada de Bodegas Emilio Moro: La Revelía 2017 y El Zarzal 2017. Descúbrela con nosotros.

Compartir
Bodegas Emilio Moro

El mundo del vino es tan amplio como sofisticado. No cualquier paladar puede degustar y disfrutar de las notas de estas bebidas, pero José Moro, presidente de Bodegas Emilio Moro, lo tuvo claro. Así es como presenta la segunda añada de sus blancos: La Revelía 2017 y El Zarzal 2017.

“Hace cinco años yo no tomaba blancos; los tintos eran mi única pasión enológica hasta que probé la variedad Godello. Sus vinos me entusiasmaron porque son diferentes, llenos de frescura y profundidad aromática, con una complejidad y una capacidad de envejecimiento comparables a los tintos”. Esa fue, en palabras de José Moro, la motivación que empujó a Bodegas Emilio Moro a embarcarse en un nuevo proyecto en la Denominación de Origen Bierzo.

Bodegas Emilio Moro

La Revelía 2017 y El Zarzal 2017 son el resultado de la inquietud de José Moro por añadir un blanco de calidad a su gama de tintos de Ribera del Duero

La Revelía 2017 y El Zarzal 2017 son el resultado de la inquietud de José Moro por añadir un blanco de calidad a su gama de tintos de Ribera del Duero, por explotar todo el potencial de la uva Godello y por poner en el mapa internacional una zona vitivinícola en plena expansión, la del Bierzo. ¡Y vaya si lo ha conseguido!

Bodegas Emilio Moro

El proyecto nace con la vocación de añadir un blanco de calidad a su ya conocida gama de tintos y de trasladar la calidad y singularidad de sus vinos de Ribera del Duero a una zona hasta ahora más conocida por sus tintos de Mencía, pero con mucho potencial para dar a luz grandes blancos.

El Bierzo

Situada en el noroeste de la provincia de León, en el llamado Valle del Silencio, El Bierzo cuenta con un microclima especial para una viticultura también muy especial. La barrera natural de la Sierra de los Ancares calma el ímpetu de las borrascas atlánticas y genera una climatología continental, con influencia oceánica, que resulta ideal para el cultivo de la vid. Estas cualidades y la singular belleza del entorno enamoraron a la familia Moro y la animaron a elaborar en esta zona los primeros vinos blancos, La Revelía y El Zarzal, cuya primera añada, la de 2016, se presentó en el mercado el año pasado.

En esta nueva añada 2017, la Bodegas Emilio Moro ha buscado sacar el máximo provecho a la heterogeneidad de paisajes, altitudes y orientaciones de El Bierzo y trasladar la esencia de cada parcela a los vinos para hacerlos cada vez más complejos. Siempre trabajando con esmero el perfil aromático y las particularidades propias de la uva Godello, una variedad blanca perfectamente adaptada al terreno y a las laderas de El Bierzo que representa el 5,62% de la uva que se cultiva en la zona.