#PodcastT: Ábaton construye la casa de tus sueños

Cada martes, compartimos nuestro episodio semanal del podcast Influencia (T). Esta vez se acerca a nuestros micrófonos Carlos Alonso, socio y fundador del estudio de arquitectura Ábaton.

Compartir

“Creo que una persona que vive en una casa nuestra respecto a una persona que vive en una casa normal o buena tiene un nivel de felicidad mayor”. Así describe su trabajo Carlos Alonso, socio fundador y director del estudio madrileño de arquitectura Ábaton y CEO en la tienda de muebles Batavia.

Como el propio Alonso describe en los micrófonos de Spainmedia Radio, Ábaton no es un estudio de arquitectura al uso, sino mucho más: “nos diferenciamos en la forma en la que el proceso de diseño está teniendo en cuenta e interacciona con el proceso de construcción. En el estudio hay más de veinte personas y todos están interactuando con lo mismo, pero unos son de construcción y otros de arquitectura”.

Además, para conseguir una independencia total, el estudio trabaja desde sus inicios también como promotora: “Cuando empezamos la primera promoción lo que queríamos era hacer una casa que respondiera a los criterios arquitectónicos y de espacio que queríamos nosotros sin tener que estar vendidos a la necesidad de un cliente o los criterios no necesariamente tan profesionales de un cliente. Hicimos solamente una casa, se vendió y de ahí nació Ábaton como promotora y la verdad nos ha ido bastante bien aunque hemos sido muy pequeñitos”.

Como estudio y como promotora, Ábaton tiene muy claro el tipo de casas que quieren hacer: “Ofrecemos casas que uno podría decir que se han hecho a medida pero en vez de pasar por todo el proceso tedioso de comprar un terreno, financiarlo, la lucha con el arquitecto, con el constructor, ya se lo damos cerrado”. Todas ellas, por supuesto, siguiendo siempre un mismo hilo conductor: “Hay como forma de expresión que es común, que es vincular los espacios al exterior, muy luminosos, incluso reducir los espacios residuales al mínimo. En nuestras casas no hay pasillos, no hay espacios sin luz”.