La oficina de la semana: Makro

Compartir

Como cada semana, desde la redacción de T Magazine nos adentramos en una oficina donde no nos importaría trabajar por su espectacular diseño. Si tú también trabajaras en ella, estarías deseando que llegara el lunes.

La última en sumarse a nuestra lista es la sede de la distribuidora de alimentación Makro, un espectacular edificio situado en el Paseo Imperial de Madrid. Obra del estudio de arquitectura E.Bardají y Asociados, estas oficinas ocupan lo que antes fue un almacén de venta de maderas y materiales de construcción, que se ha rehabilitado por completo para albergar no sólo la sede española y portuguesa de Makro, sino también la primera tienda urbana de la empresa en nuestro país. Su diseño se caracteriza por el uso del zinc en su color natural para la mayoría de soluciones compositivas y constructivas, lo que confiere un aspecto potente y elegante tanto en su exterior como en su interior. El uso intensivo de este material le ha hecho ser reconocido como Mejor Edificio Comercial en los Premios Internacionales Archizinc, que premian las realizaciones más creativas por la calidad de su arquitectura, su integración en el medioambiente y, por su puesto, el empleo del zinc. Este galardón se suma a otros como el Premio NAN a Mejor Proyecto de Rehabilitación. En el interior, todos los espacios se han diseñado alrededor de los tres principios prioritarios para la compañía alemana: austeridad, que se traduce en la ausencia de ostentación y una estética sobria; sostenibilidad, representada por el uso de materiales de bajo coste y la alta eficiencia energética; y diseño versátil y participativo, con espacios abiertos a transformaciones puntuales y a la evolución de la compañía. El resultado en su conjunto es un edificio inteligente, de distintas alturas, respetuoso con el medio ambiente e integrado perfectamente en su entorno.