20minutos

El nuevo diseño para las casas flotantes de Ámsterdam

El arquitecto Julius Taminiau ha creado una vivienda compacta utilizando tatamis japoneses en su reciente hogar de la capital holandesa. Sigue leyendo y conoce el resto.

Compartir
Julius Taminiau

El alto coste de las viviendas ha hecho que los diseñadores incluyesen minipisos en su forma de trabajar. Ocupar el menor espacio posible puede ayudarnos a habitar de forma más céntrica en las ciudades importantes por menor precio y sin disminuir la calidad de vida. ¿Conoces las casas flotantes de Ámsterdam? Son uno de los principales puntos turísticos de la capital holandesa y ahora tienen una novedad: el arquitecto Julius Taminiau ha utilizado tatamis japoneses para hacer sus superficies más compactas.

Así es como un profesional hace de tu espacio un lugar único y económico a partes iguales. Julius Taminiau tomó prestados tatami de las habitaciones japonesas tradicionales para crear un diseño bien proporcionado que incluye muebles empotrados que ahorran espacio en las famosas viviendas flotantes en Ámsterdam. ¿Cómo se le ocurrió semejante idea?

Julius Taminiau

Taminiau vivía con su pareja y sus dos niños pequeños en un piso en el centro de la capital holandesa antes de decidir mudarse a la comunidad flotante cerca del antiguo Estadio Olímpico de la ciudad. “Estaba buscando un lugar donde pudiéramos construir una casa familiar con un presupuesto relativamente pequeño”, declara Taminiau.

Después de haber trabajado anteriormente para Carl Turner Architects en Londres en un proyecto de casa flotante con licencia de código abierto, Taminiau se encontró casualmente con una vivienda de estas características asequible con sus propios amarres.

El viejo barco que reposaba ahí fue vendido para dar paso al nuevo hogar que el arquitecto diseñó para satisfacer las necesidades de su familia. La casa flotante fue fabricada a más de 100 kilómetros de distancia en la ciudad de Hardenberg y navegó sobre el lago más importante de los Países Bajos, IJsselmeer, a su nuevo sitio.

Julius Taminiau

Para lograr los volúmenes deseados dentro de un presupuesto limitado, el arquitecto buscó racionalizar el diseño tanto como fuera posible e introdujo varias características de ahorro de espacio para crear un interior práctico y confortable.

El diseño interior, que consta de dos plantas, está conformado con una circulación mínima para que cada espacio se utilice de manera óptima. El almacenamiento y los servicios están integrados en las paredes y espacios debajo de las escaleras, mientras que los asientos adicionales se incorporan en una isla de cocina de concreto. ¿Qué te parece su propuesta?