20minutos

Arquitectura y solidaridad

Conoce con nosotros el proyecto de la Fundación Germina, un espacio diseñado por el estudio b720 Fermín Vázquez Arquitectos.

Compartir

Que la arquitectura se ponga a disposición del bien social dice mucho tanto de sus posibilidades como del equipo que hay detrás. En esta ocasión, el estudio b720 Fermín Vázquez Arquitectos, cuyos trabajos han triunfado fuera de nuestras fronteras, es quien ha demostrado que esta disciplina se puede utilizar para facilitar la vida a las personas. Conoce con nosotros la Fundación Germina.

La Fundación Germina es una entidad dedicada a la atención, seguimiento y refuerzo de la educación de niños y jóvenes en riesgo de exclusión social, actuando como un complemento educativo para su formación y futura integración laboral. Pero este seguimiento debía contar con un espacio que pudiera alojar sus tres franjas de edad fundamentales en tres espacios conectados pero independizables.

Fundación Germina

La parcela adquirida, ubicada en un barrio de escasos recursos económicos en la ciudad de Badalona, se componía de los bajos de dos edificaciones existentes y un pequeño solar entre ellos. “De esta manera, esta triple configuración nos permitía una distribución lógica y secuencial del programa —infantil, adolescentes y jóvenes— más un punto de centralidad común (cocina y espacios lúdicos) y los espacios de gestión administrativa de la entidad”, afirman desde el estudio b720.

“De esta manera, esta triple configuración nos permitía una distribución lógica y secuencial del programa”, afirman los arquitectos

A pesar de lo fraccionado del programa de la Fundación Germina, los arquitectos vieron conveniente crear una cierta unidad interior, no solo física, sino también visual. De esta manera, y adosado a las medianeras sin iluminación natural, un gran mueble vertebrador (servidor) recorre cada uno de los programas (servidos), permitiendo resolver la innumerable variedad de necesidades de cada espacio con un solo gesto.

Fundación Germina

En la edificación central de seis alturas se pueden encontrar espacios comunes (junto al acceso y como rótula entre los tres locales), zona de jóvenes (en los niveles intermedios) y, en los niveles superiores, la zona administrativa (más alejada de la actividad infantil).

En la edificación central de seis alturas se pueden encontrar espacios comunes, zona de jóvenes y, en los niveles superiores, la zona administrativa

“A las tres grandes cajas apiladas de dos niveles se les practican unas dislocaciones que provocan la aparición de paisajes que ayudan a enriquecer y caracterizar los espacios interiores o exteriores”, comentan los arquitectos. A su vez, estas dislocaciones favorecen la sensación de descompresión y proporcionan un juego de escala expresada en fachadas, deliberadamente ajena a proporciones residenciales que ayuda a crear una marcada identidad propia.

Fundación Germina

Los dobles espacios exteriores, cuyo ajardinamiento los irá colonizando con el tiempo, se cierran a la calle de acceso mediante una malla metálica que proporciona una mayor seguridad para los niños pero que responde a la necesidad urbanística de mantener el plano de fachada en alineación a vial.

Las carpinterías de madera, los toldos practicables a sur, la cubierta ajardinada, el uso de materiales de bajo impacto y la eficiencia de las instalaciones, entre otras medidas, han permitido que el edificio haya obtenido la certificación energética A y el sello internacional Breeam very good.

Fundación Germina

Fotografía Marc Goodwin