Pasteles geométricos: demasiado bonitos para comérselos

La repostera ucraniana Dinara Kasko combina el arte cinético y la última tecnología en impresión 3D para crear unos pasteles geométricos increíbles.

Compartir

Hacer comestibles las obras de arte de José Margulis. Ese era el ambicioso objetivo de Dinara Kasko, una repostera de Ucrania especializada en crear dulces a partir de principios matemáticos y estructuras arquitectónicas. El resultado son unas tartas que la propia Kasko ha denominado Pasteles geométricos cinéticos y que, suponemos, son tan deliciosos como visualmente sorprendentes.

Sin embargo, replicar las obras de José Margulis no fue tarea fácil, y mucho menos con materiales de repostería. El artista de Miami, especializado en abstracción geométrica y arte cinético, crea esculturas en tres dimensiones a base de planchas de plástico en las que la forma y los colores varían según el punto de vista del espectador y la iluminación. Aunque estáticas, se comportan casi como organismos vivos.

Pero para Dinara Kasko, graduada de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Jarkov, parece no haber nada imposible –si hablamos de dulces. Familiarizada con el uso de programas de modelado 3D y la biomimética, la repostera realizó recreaciones informáticas de los dibujos de Margulis. Después contactó con varios amigos ingenieros propietarios de Garage Hub, un taller dedicado a la impresión 3D, donde formó grandes planchas de chocolate que cortó con la forma adecuada. Pegar esas planchas sobre una base de bizcocho fue la parte más sencilla y la que finalizó el proceso.

Los pasteles geométricos, que han sido creados para la revista de repostería SoGood Magazine, deslumbran tanto por su estética como por su combinación de sabores. Grosellas, chocolate, yogur y arándanos son sólo algunos de los ingredientes que se pueden saborear al hincarle el diente a algunas de estas creaciones. Pero nada de lamentarse por destruir alguna de estas maravillas, porque como su autora explica: “He transformado una obra de arte en algo comestible que desaparecerá a la vez que se enfatiza el arte efímero, su fugacidad en nuestra vida”.