Ficus con pedigrí

Parece que todas las tiendas se han puesto de acuerdo en usar la misma planta.

Compartir
ficus lyrata

¡Si las plantas mirasen por encima del hombro! ¿Cómo se sentirían los pobres geranios? ¿Y las humildes gitanillas? Y es que, a pesar de que las plantas no entienden las razones del humano mundo, no todas gozan del prestigio de codearse con las prendas ideadas por Alessandro Michele, los jabones amarillos de Acqua di Parma, las lámparas de Milá o los relojes que adornan las muñecas que mueven los hilos del mundo.

Los ojos más finos del diseño nacional e internacional se han puesto de acuerdo en elegir al ficus lyrata como el complemento verde para las tiendas más cool del planeta. Por algo será.

Muchas millas tuvo que recorrer el ficus lyrata desde que partió de Camerún hasta terminar en las tiendas de barrios como Le Marais en París o el Soho neoyorquino; mucho también cambió su modo de vida, de rodearse de lianas y extraños animales en las selvas del África Occidental a codearse con las especies urbanitas más raras y sofisticadas de cada capital europea. Habría que preguntarle a ella cuál de los dos hábitat la hace más feliz.

Adornando sus escaparates se codea con los dependientes más elegantes del retail, que entre venta y venta, le pasan un pañuelito para quitarlas el polvo y se preocupan si sus hojas amarillean. Y es que cualquier amante de las plantas sabe que el único truco para sacarlas adelante es prestarlas atención, casi como a cualquier hijo de vecino. 

A pesar de que en la selva puede alcanzar alturas de hasta 15 metros, en maceta es posible controlar su envergadura sin dificultad. Su crecimiento es lento, quizás esto justifica también su elevado precio, unos 230 euros en Margarita se llama mi amor, una de las tiendas con más y mejor selección de Madrid. Aunque puedes encontrarlo por bastante menos si localizas un vivero generoso en stock.

Perenne, de forma ovalada, lustrosa, nervuda, coriácea, sus grandes hojas verdes se asemejan a una antigua lira o un violín, lo que explica su nombre musical. Se recomienda cultivar en jardines, libres de heladas, a temperaturas cálidas y con media sombra. En interiores, fundamentalmente en lugares iluminados. Puedes utilizar diferentes tipos de macetas: mimbre, cerámicas, craqueladas o de diseño, como los maceteros mosaicos de Marie Michielssen o los que diseña Pieter Stockman.

Para los que una flor, un árbol o una planta es más que un simple adorno o una imagen de moda repetida mil veces en una carpeta de Pinterest, descubrir que una especie es tendencia o no, nos resulta un tanto indiferente. Sin embargo, comprobar que día a día se conoce y valora más el reino vegetal nos llena de alegría.

ficus lyrata

Ilustración Martha Rivas