20minutos

Un sillón para tomarse un verdadero descanso

The Planet es algo más que un sillón, es un auténtico refugio independiente en el que evadirte del mundanal ruido.

Compartir
Sillón The Planet del estudio MZPA

Si alguna vez te has pasado por nuestra sección ‘La oficina de la semana’ te habrás dado cuenta de que la era de los cubículos y los despachos ha quedado atrás. Ahora la tendencia pasa por los espacios abiertos, la eliminación de jerarquías –incluso en las empresas más grandes– y la máxima flexibilidad. Esta nueva arquitectura corporativa tiene como objetivo fomentar la colaboración entre empleados, el flujo de ideas y potenciar la creatividad. Pero reconozcámoslo, ¿quién no ha deseado alguna vez tener su espacio propio y personal en el que concentrarse, evitar distracciones o, simplemente, relajarse? Gracias al sillón The Planet, eso ya es posible.

Con forma de cúpula geodésica, este diseño del estudio MZPA proporciona ese pequeño espacio unipersonal y privado necesario para evadirse del mundanal ruido sin necesidad de crear una habitación específica para tal fin. Mientras que su estructura a base de triángulos de madera proporciona el aislamiento acústico y visual suficiente, su interior acolchado da la posibilidad de introducirse completamente en él, ya sea tumbado o sentado. Para que la independencia con el exterior sea absoluta, The Planet incorpora baldas y bolsillos para almacenar objetos, iluminación LED, soporte para tablets, cargadores USB y hasta sistema de altavoces. Toda la parte electrónica es funcional gracias a unos paneles solares colocados en su superficie externa.

Sillón The Planet del estudio MZPA

Totalmente personalizable, tanto en su apariencia como en sus accesorios, este particular refugio se puede cerrar aún más incorporando más paneles a su configuración. Y aunque en origen está pensado para colocarse en oficinas –en especial las de configuración abierta– sus creadores también proponen usarlo en lugares donde el tránsito de gente es amplio, como lobbys de hoteles o salas VIP. El único problema es que parece tan confortable que si alguna oficina se atreve a equiparse con uno, las colas para usarlo serán inmensas.

Sillón The Planet del estudio MZPA Sillón The Planet del estudio MZPA Sillón The Planet del estudio MZPA