20minutos

Sí, esto es un jarrón con forma de pene

Así es Shiva, el florero que marcó un antes y un después entre los diseños del italiano Ettore Sottsass. Conócelo con nosotros.

Compartir
Shiva
Foto: Lluís Casals, Globus, Pere Selva

En nuestra revista siempre intentamos que todo lo referente al diseño disponga de un hueco para que tengas la oportunidad de conocerlo (y nosotros de contártelo). Hoy le toca el turno al diseñador italiano Ettore Sottsass, que marcó un antes y un después en este mundillo lleno de pequeños locos, siempre en el buen sentido de la palabra. Como todo artista, Sottsass nos dejó impresionados por las descabelladas ideas que desembocaron en sus increíbles trabajos. Ejemplo de ello ha sido el florero Shiva, un producto muy singular que el artista creó para BD Barcelona Design, la editora española de muebles de autor fundada en 1972.

Su precio actual es de 150 euros (más IVA)

A principios de los años 70, Sottsass viajaba a menudo a Barcelona; todo apuntaba a que el diseñador se había enamorado de una bella catalana. “Fruto de aquel amor y de su estancia en nuestro país nos ha quedado esta pieza para la historia”, comentan desde BD Barcelona Design. Se trata de Shiva, un jarrón florero de cerámica esmaltada en color rosa en forma de pene cuya versión podemos encontrar también en oro, símbolo de un trofeo para la X edición de los Premios Signes para estudiantes de diseño.

El jarrón y florero Shiva, fue diseñado en 1973 por Ettore Sottsass, y estamos seguros de que marcó un antes y un después en sus productos. Su precio actual es de 150 euros (más IVA).

Shiva
El modelo Shiva en oro para la X edición de los Premios Signes para estudiantes de diseño

“ […] Continúo haciendo arquitecturas pequeñas, pequeñas, pequeñas, como esta cerámica, por ejemplo, un poco como monumentos, un poco como tumbas, un poco como templos abandonados de los dioses, un poco como ruinas de la antigua y desconocida civilización donde alguna cosa —dicen— se sabía; dicen que se conocían los ejes, las curvas, los cruces, quizás incluso el porqué de las trayectorias cósmicas a lo largo de las cuales resbalan cada día los vértices privados de los átomos que hacen nuestro frágil cuerpo”, decía este personaje ilustre estrenando la nómina de diseños del primer catálogo Bd. Faltaban casi diez años para que naciese Memphis, pero hacía otros tantos que Ettore Sottsass ya viajaba a la India. Sus “arquitecturas pequeñas”, como este florero, le deben mucho a esa cultura.

Si el florero Shiva te ha llamado la atención tanto como a nosotros, no olvides que siempre puedes adquirirlo para tenerlo en tu salón, habitación, y, quién sabe si también oficina. No le pongas límites al diseño. Sottsass no lo hizo.