No más tornillos: Ikea (re)revoluciona el mueble

El gigante sueco presenta un nuevo sistema que reduce el tiempo de montaje hasta en un 80 por ciento.

Compartir
Mesa de Ikea Lisabo
Las mesas de la serie Lisabo ya vienen con el sistema 'wedge dowel'.

Los muebles de Ikea cuentan con muchas ventajas: son baratos, funcionales y tienen un diseño escandinavo que nos encanta. Lo que nos gusta menos, como a casi todo el mundo, es tener que montarlos. Vale, las instrucciones no son tan complicadas como pudiera parecer, pero una simple estantería Valje nos puede traer más de un quebradero de cabeza con su multitud de tornillos diferentes, además del tiempo que perdemos hasta que por fin la podemos acomodar en algún rincón de nuestra casa.

Conscientes de este problema, hace algunos años que los ingenieros de Ikea comenzaron a desarrollar un nuevo sistema que han presentado oficialmente durante la conferencia Design Indaba 2017. Bautizado como wedge dowel -algo así como “pasador de cuña”-, éste método prescinde de toda clase de elementos metálicos como tornillos, tuercas y llaves allen, que ya son todo un clásico imprescindible en cualquier hogar. Desde ahora, las piezas de madera que necesiten unirse contarán con unos acabados en forma de dientes, similares a los sistemas tuerca-tornillo, y tan sólo bastará un pequeño golpe para que encajen a la perfección. Un clic nos indicará que la pieza está en su sitio. “Se trata de encontrar la combinación perfecta entre fuerza y ligereza”, ha declarado Anna-Karin Sjögren, ingeniera de Ikea a la web Fast Co. Design.

Sistema de montaje de Ikea wedge dowel
Las piezas de madera encajan sin necesidad de tornillos o pegamento.

Aunque ha sido presentado ahora, el sistema wedge dowel no es nuevo, pues hizo su primera aparición en el año 2014, concretamente en las series Regissör y Stockholm, pero es a partir de ahora cuando se empezará a extender a todos los muebles que lo permitan, como ya ha sucedido con la mesa Lisabo. Su diseño responde a la filosofía de Ikea: “nos estamos centrando en la innovación mucho más que antes”, explicó Sjörgen.

Las ventajas de este nuevo método de montaje son evidentes. En primer lugar, simplifica al máximo el proceso, pudiendo reducir su duración entre un 50 y un 80 por ciento, o lo que es lo mismo, podremos montar una mesa en 3 minutos en lugar de los 24 actuales, como ha explicado a Dezeen el jefe de suministros Jesper Brodin. El medio ambiente también se verá beneficiado, ya que se prescinde de la fabricación de millones de piezas metálicas y llaves que se replican una y otra vez. Y no menos importante, se mejora la durabilidad de los muebles, ya que al no haber tantas partes móviles la madera sufre menos y es posible montarlos y desmontarlos tantas veces como sea necesario sin que esto altere su forma y resistencia.

Cómoda de Ikea de la serie Stockholm
Las cómodas de las serie Stockholm fueron las primeras en incorporar el sistema ‘wedge dowel’.

Por el momento, el wedge dowel tan sólo ha sido pensado para las piezas fabricadas en madera, por lo que su aplicación no abarca toda la gama de productos de Ikea, pero sus ingenieros afirman que ya están trabajando para aplicarlo en otros materiales. Di adiós a los tornillos, Ikea lo ha cambiado todo (otra vez).