Yves Saint Laurent tendrá su propio museo en Marrakech

Compartir
Yves Saint Laurent en Marrakech
"Una visita a Marrakech fue una gran sorpresa para mí", dijo YSL, representado aquí en la plaza principal de la ciudad, Jemaa el-Fna. "Esta ciudad me enseñó el color." © Reginald Grey.

Yves Saint Laurent tenía muchas musas, pero sólo una Marrakech, la ciudad donde descubrió la luz y el color, el drapeado y los caftans. Allí, en una serie de hogares –de los cuales su último y más notable fue la opulenta Villa Oasis– Saint Laurent esbozó algunos de sus mejores diseños (y albergó algunas de sus fiestas más salvajes).

Este mes de octubre, unos 50 años después de la primera visita del diseñador a Marruecos, un museo de moda de vanguardia en honor a su obra se abrirá a pocos pasos del Jardín Marjorelle, la atracción botánica de la villa. El nuevo edificio de 4.000 metros cuadrados diseñado por Studio KO, con sede en París, alberga miles de prendas y accesorios de alta costura, cuidadosamente seleccionados por Pierre Bergé, socio de Saint Laurent en los negocios y en la vida. Espera ver piezas icónicas como Le Smoking y la chaqueta safari, pero no una retrospectiva exhaustiva. (Un museo hermano, el Museo Yves Saint Laurent Paris, que se estrenará en el antiguo taller de YSL en la 5 Avenue Marceau unas semanas antes, ocupará ese puesto).

Museo Yves Saint Laurent Marrakech
El Museo Yves Saint Laurent Marrakech, un museo de vanguardia dedicado a la obra del diseñador y sus influencias marroquíes, se abrirá a pocos pasos del popular Jardín Marjorelle el 19 de octubre. © Nicolas Mathéus.

“Aquí queríamos explorar el lado espectacular y fantasioso del trabajo”, dice Madison Cox, vicepresidenta de la Fundación Pierre Bergé-Yves Saint Laurent y directora del Jardín Marjorelle. Confecciones como una capa de seda faille de color escarlata bordado con buganvillas púrpuras y rosa intenso y una minifalda de perlas de inspiración africana de la colección de alta costura de Bambara de 1967 colgarán en la sala de exposición permanente. En otra parte, la escenografía original que incorpora “voces flotantes, citas, imágenes y fragmentos de película” del arquitecto y escenógrafo francés Christophe Martin añadirá un toque de “magia”, dice el director del museo Bjorn Dahlstrom.

No menos expresivo es el edificio en sí, con influencias modernas y tradicionales marroquíes (terrazo de origen local, celosía de ladrillo rojo, hormigón abujardado) y una fachada curvada que imita los pliegues de la tela. “Lo diseñamos como una escultura; un juego de volúmenes y alturas”, dice Olivier Marty, cofundador de Studio KO, sobre el espacio, que contará con una librería, biblioteca de investigación, auditorio y una cafetería que sirve platos franceses con una terraza con vistas a una piscina reflectante. En el interior, haces de luz a través de vidrieras inspiradas en el amor de Saint Laurent por Henri Matisse –azules y verdes en un lado del vestíbulo, rojos y mandarinas en el otro. “Él es Marrakech y París. Es color y negro, masculino y femenino, la línea y el arabesco”, dice Dahlstrom. “Juntos, es la esencia YSL”.

El Museo Yves Saint Laurent Marrakech abrirá el 19 de octubre en la Rue Yves Saint Laurent en Marrakech, Marruecos. Museeyslmarrakech.com.