Loewe en París: la sobriedad de Anderson

Supervivencia. Solarizada. Negra. Estas han sido las tres palabras con las que el diseñador de Loewe ha definido su colección de otoño/invierno.

Compartir

El edificio de la Unesco ha sido, una vez más, el lugar elegido por Jonathan Anderson para presentar las nuevas propuestas de Loewe para el próximo otoño/invierno. Ante un espectacular emplazamiento, y sumido en la penumbra como si de un cine se tratase, solo vemos la luz de la linterna del equipo que nos guía a nuestros asientos y una sutil iluminación dirigida a unas elegantes y delicadas flores, situadas estratégicamente en el espacio.

Un inigualable escenario sobre el que se ha podido ver una colección madura, más sobria, pero que no pierde la esencia de Anderson, que ha quedado reflejada especialmente en el trabajo de patchwork y el uso de materiales. Entre sus propuestas han destacado diseños en punto y napa, vestidos de cocktail en clave sixtie y refinados sombreros cowboy.

Además, cabe señalar la fuerza de sus accesorios, entre los que sobresalen nuevas versiones de sus clásicos bolsos XL, confeccionados esta vez con aplicaciones en punto y estampados y los amplios collares a base de pequeños aviones en tonos verdes y cobrizos.

Y como siempre, el diseñador ha querido reflejar su fuerte vinculación con el arte, mostrando en las paredes pequeñas fotografías iluminadas, como si fuesen diapositivas, del fotógrafo de Sri Lanka Lionel Wendt.

Fotos por cortesía de Loewe.