Ya está aquí la impresión 3D de muebles

La impresión 3D nació con el propósito de hacernos la vida más fácil. Gracias a esta técnica podemos fabricar todo tipo de productos de una forma económica. Conoce con nosotros todos los detalles de esta técnica.

Compartir
Impresión 3D

Hace tiempo que es habitual escuchar hablar sobre la impresión 3D. Es una tecnología que lleva desarrollándose alrededor de 30 años pero que nunca había alcanzado un punto en el que se podía comercializar. Hace unos años comenzaron a salir al mercado los primeros diseños y modelos realizados con ayuda de una impresora 3D, siendo todo una revolución gracias a su bajo coste y su fácil fabricación.

Lo último en esta técnica es diseñar e imprimir muebles y elementos decorativos con impresoras 3D, un hecho que gana terreno a la forma de fabricación tradicional, y es que el proceso de imprimir en 3D es mucho más sencillo de lo que parece. Un ingeniero diseña un modelo 3D por ordenador y lo envía a la impresora, como si se tratase de un documento que se va a imprimir. Se escoge el material, ¡y listo! Este proceso hace que se abaraten los costes de fabricación y da flexibilidad en los diseños.

Impresión 3D
Butaca diseñada con la técnica de impresión 3D.

En sus inicios, las impresoras solo eran capaces de producir artículos hechos de plástico, sin embargo, a día de hoy los materiales que pueden ser utilizados van desde la porcelana, hasta los metales preciosos, haciendo posible crear objetos funcionales y refinados, algo imprescindible en el mundo de la decoración. Además, gracias a la inteligencia artificial de la impresora, la merma es casi mínima y las materias primas que sobran en los diseños se pueden reutilizar en la mayoría de los casos.

La impresión 3D permite al diseñador jugar con formas imposibles de llevar a la práctica por otros métodos de fabricación. Se están empezando a comercializar las primeras impresoras 3D para hogares, por lo que en breve será habitual diseñar e imprimir nuestras propias ideas sin la necesidad de terceros, y todo ello de una forma muy económica.

Las características de la impresión en 3D hacen que aplicadas al mundo del diseño y el interiorismo sean una combinación perfecta, ya que existe la posibilidad de crear objetos de todos los tamaños, formas, colores etc. y espacios personalizados responsables ecológicamente. Todavía es pronto para saber lo que serán capaces de hacer estas máquinas en unos años, pero ya han llegado a construir cosas tan impresionantes como las siguientes.

Impresión 3D
Prótesis fabricada con la técnica 3D.

Prótesis y extensiones físicas

Una de las labores más importantes, y por lo que se hicieron populares entre la población las impresoras 3D, es porque pueden cambiar la vida de las personas por muy poco dinero. Cada vez es más habitual la implantación de prótesis 3D en humanos. El precio habitual de una prótesis al uso es de miles de euros, mientras que el de una prótesis fabricada con esta técnica es muy bajo.

Impresión 3D
Rueda de coche fabricada con la técnica de impresión 3D.

El neumático del futuro, sin aire y de impresión 3D

Gracias a los beneficios de la compañía, Michelín ha decidido apostar por “los neumáticos del futuro”, imprimidos con materiales renovables con una impresora 3D.

Impresión 3D
Algunas de las piezas de este avión comercial están fabricadas con la técnica 3D.

Piezas de avión gracias a la impresión 3D

La empresa de piezas para avión Arconic en Austin, en Texas, ha sido pionera en el sector y ha empezado a diseñar e imprimir en 3D.