El brutalismo llega a tu cocina

Obra del estudio Montaag, la cafetera AnZa construida a base de cemento es una oda al brutalismo que puedes colocar en la encimera.

Compartir
Cafetera AnZa de cemento

A los miembros de Montaag, un estudio de diseño con sede en Berkeley (California), les apasiona el café. Lo que no les gusta tanto son las cafeteras. “El mundo del café ha sufrido un cambio muy rápido durante las pasadas décadas. Pero, a pesar de las innovaciones de la industria, la estética de las máquinas espresso apenas ha variado”, explican desde el estudio. Para sus mentes creativas, la solución estaba clara: diseñar ellos mismos su propia máquina. El resultado es la cafetera AnZa, una pieza a medio camino entre el electrodoméstico y la escultura que está llamada a ser el centro de atención de cualquier cocina.

Disponible a través de una campaña de crowdfunding que las pondrá en el mercado a principios de 2018, el modelo final de la cafetera AnZa llega tras un proceso de refinamiento que ha durado unos cuatro años. Durante todo ese tiempo, en un pequeño cobertizo, los responsables de Montaag han trabajado junto con un especialista en reparaciones de máquinas de espresso para crear una cafetera que se distingue del resto no sólo por la calidad de su café, sino por sus materiales principales: cemento y Corian blanco. El resto de componentes tampoco dejan indiferentes al estar fabricados con madera, acero, latón y cristal, algo totalmente inédito para este tipo de electrodomésticos.

Cafetera AnZa de Corian

El uso de cemento como base principal responde a una irremediable vuelta del brutalismo como corriente estética, mientras que con el Corian se ha querido usar un material típico de las encimeras de cocina en un aparato que suele estar situado sobre ellas, como si se tratara de una extensión. En ambos casos, el producto final tiene un aspecto sobrio, elegante y un punto excéntrico que hace de AnZa una pieza única.

Debajo de su estética, además, los creadores de esta cafetera han querido incorporar todas las novedades tecnológicas propias de la era digital. Así, además de preparar espressos bien cargados, AnZa también se puede conectar a la red gracias al IoT (Internet of things), con lo que es posible controlarla a través de una aplicación en el móvil. Incluso para los más rutinarios, esos que toman su café religiosamente por las mañanas, la cafetera ofrece la opción de programarla.

Si estás buscando cafetera nueva y, como a Montaag, no te gusta ninguna de las que hay en el mercado, puede que AnZa sea tu opción. Original, desde luego, es.