Este huevo gigante y dorado no es lo que parece

Al norte del norte de Suecia se ha erigido una sauna de inusual silueta para conmemorar el renacimiento de toda una ciudad.

Compartir
Sauna huevo 'Solar Egg' de Bigert & Bergström

A 145 kilómetros del Círculo Polar Ártico, a las afueras de la pequeña localidad sueca de Kiruna, un huevo gigante, dorado y poliédrico se alza majestuoso sobre un paisaje permanentemente nevado. No, no es un fotograma de la próxima película de Star Wars, sino que se trata de Solar Egg, la última obra de la pareja artística Bigert & Bergström que es, en realidad, ni más ni menos que una sauna.

Con una población que ronda los 20.000 habitantes, Kiruna, además de ser la ciudad más septentrional de Suecia, es conocida por su potente industria minera. Décadas de extracción del hierro de sus profundidades han traído riqueza y prosperidad a la región, pero al mismo tiempo han modificado tanto su geografía que ahora la única opción para que la ciudad sobreviva (económica y físicamente) es trasladarla casi por completo de lugar. Un proceso no exento de polémica que ahora, gracias al impulso de la constructora Riksbyggen y los artistas suecos se simboliza en la brillante sauna que se alza como un monolito futurista en las afueras, un lugar de reunión y foro de debate abierto –como todas las saunas de Laponia– que invita a locales y turistas a disfrutar de la experiencia mientras hablan sobre naturaleza y desarrollo sostenible.

De cinco metros de alto y cuatro de ancho, la estructura ovoide está compuesta en su exterior de 69 paneles irregulares de acero inoxidable recubiertos de titanio dorado, que gracias a su disposición reflejan las múltiples vistas –la nieve, la ciudad, las minas– que se tienen desde su posición privilegiada. Su interior, como todas las saunas, está hecho de madera de pino que replica la estructura panelada del exterior. En el centro del huevo, una inmensa estufa de piedra con forma de corazón se encarga de aumentar la temperatura hasta los 85ºC –todo un contraste con los -2ºC de media que hace afuera.

Bigert & Bergström han diseñado el Solar Egg de tal manera que es posible desmontarlo y trasladarlo con relativa facilidad a otros lugares, en sintonía con la sostenibilidad que envuelve todo el proyecto. Si no puedes esperar a que el huevo-sauna viaje a latitudes más cercanas, prepárate para un viaje largo.