El maravilloso y desconocido mundo de William Wegman

Compartir

Mi amiga vive cerca del fotógrafo William Wegman. Lo sabe porque un día, mientras paseaba a su perro por la acera, escuchó a un hombre dirigiéndose a su pareja de bracos de Weimar, Flo y Topper. Y cualquier neoyorquino que se precie con amor por los caninos y el arte sabría instantáneamente, como ella, que era William Wegman. Sus perros, siempre bracos de Weimar y siempre con nombres muy distintivos, son famosos. Lo han sido desde los años 70, cuando empezó a fotografiarlos.

Todo comenzó con Man Ray, su amado perro (llamado así por el artista Dadá) y su primera musa. Juntos, los dos colaboraron en fotografías y videos hasta que Man Ray murió de cáncer en 1982, el mismo año en que The Village Voice lo nombró “Hombre del Año”. No es sorprendente que la criatura fuera humanizada por la prensa: Wegman capturó a Man Ray haciendo cosas mundanas y humanas, como beber un vaso de leche o recibir las notas escolares.

Desde entonces, Wegman ha tenido varios bracos de Weimar, cada uno de los cuales le ha permitido pacientemente vestirlos con trajes elaborados y hacer fotos para los incontables libros del artista o exposiciones. Y a lo largo de los años, ha hecho muchas más fotos de las que ha publicado. “Revisé cajas y cajas de fotos que nunca me molesté en mirar después de tomarlas y encontré una especie de tesoro, y algunas situaciones realmente interesantes”, dice Wegman. “Algunas cosas que creía que nunca había hecho antes, me enteré de que sí que las había hecho. Y otras direcciones que abandoné fueron interesantes. Mi pobre memoria, ¡olvidé lo que había estado haciendo!”.

La mayoría de esas joyas forman parte de un nuevo libro, “William Wegman: Being Human”, que se publicará en octubre. Mientras tanto, a partir del 5 de septiembre, muchas polaroids nunca antes vistas de la colección se exhibirán en Sperone Westwater en Nueva York.

Con motivo de la exposición, Wegman permite a T Magazine publicar algunas de las imágenes encontradas por primera vez. También comparte con nosotros, en sus propias palabras, un pequeño recuerdo de la creación de cada una.

William Wegman: Being Human
“Uphill”, 1990. © 2017 William Wegman.

Esta es con mi perra Batty y ella monta en bicicleta. ¿Y cómo lo hice? Si miras muy de cerca, verás un soporte. Lo que no se ve es que el soporte de pie está sostenido por una piedra plana. Lo hace bastante seguro. Casi todos mis perros pueden hacer esto porque es muy sencillo: el perro en realidad está sentado.

William Wegman: Being Human
“Wolf”, 1994. © 2017 William Wegman.

Esta es con la madre de Batty, Fay, y por alguna razón cogí un montón de cosas de Halloween para hacer estos personajes, transformando el perro de un animal al siguiente. Funcionó bastante bien. Me gusta particularmente la pose: el tipo de postura estándar del perro sentado.

William Wegman: Being Human
“Whisper”, 1998. © 2017 William Wegman.

Hubo un momento en el que estaba vistiendo a los perros como varios personajes, y mucho de eso tenía que ver con la naturaleza vertical de la cámara Polaroid. Siempre es de 50 por 60 centímetros verticalmente, así que tuve que llevar al perro a la zona ya que no llevas esta cámara como una SLR, traes el sujeto a la cámara. Así que empecé a poner a los perros en los taburetes y pedestales, y fue entonces cuando empecé a vestirlos.

William Wegman: Being Human
“What to Do”, 1995. © 2017 William Wegman.

Una muy graciosa, ¿no crees? En este caso la hice con Fay Ray, en su escritorio, y la detallé con esa pequeña almohadilla y así sucesivamente. Creo que Fay tiene un aspecto particularmente bueno en esta, ¿no? El título pudo haber sido mejor porque ella está mirando a la persona, es más bien: “¿Cómo puedo ayudarte?”, no “Qué hacer” (What to do).

William Wegman: Being Human
“Lighting Director”, 2002. © 2017 William Wegman.

Fuimos al teatro Shubert en Nueva York. Íbamos a hacer el cartel de los Premios Tony. No salió bien porque dijeron: “¿Qué? No podemos tener perros en el póster de los Premios Tony”, así que la persona que me encargó hacer esto se avergonzó de ello.

William Wegman: Being Human
“Léger”, 1998. © 2017 William Wegman.

Se parecía un poco a un Léger, en cuanto a los colores, por eso la titulé así. Era 1998, y ese año sentí una especie de aversión hacia los personajes antropomórficos, así que decidí hacer algo que se pareciese más al arte moderno. En realidad tenía gente escondida detrás del perro sosteniendo estos colores para lograrlo; era antes de Photoshop.

William Wegman: Being Human
“Garden”, 2002. © 2017 William Wegman.

Cogí algunas plantas del jardín de mi esposa, y las iluminé por detrás para que brillaran. Parece casi como un amanecer. Cuando acercas un sujeto a esta cámara, la profundidad de campo se hace muy estrecha, y creo que jugué con eso.

William Wegman: Being Human
“Seated Figure”, 1996. © 2017 William Wegman.

La gente dice: “¡Estos pobres perros! ¿Cómo puede hacer eso?” Bueno, el perro simplemente está sentado ahí. Pero la persona está sentada con un perro en su regazo, agachándose, sin ser vista excepto sus manos y piernas, ¿verdad? Puedes ver su cabeza sobresaliendo ligeramente a la derecha.

William Wegman: Being Human
“On the Way”, 1995. © 2017 William Wegman.

¿No es dulce? Son realmente madre e hija, Fay y su hija Batty. Era sobre el último año, como supimos luego, de la vida de Fay. Así que era casi como si ella estuviera –quizás suena un poco melancólico y melodramático–, pero yo pensaba que le estaba enseñando algo o dirigiéndose a ella de un modo maternal.

William Wegman: Being Human
“Hansel and Gretel”, 2007. © 2017 William Wegman.

En realidad son Candy y su hija. Son dos chicas. Pero Candy parece un poco un chico, así que la vestí como Hansel, y Gretel es interpretada por Penny. Y el set me lo prestó la Ópera del Met, porque hice una serie de cuadros de la Ópera para ellos. Este era el telón de fondo pintado que usaban en la ópera “Hansel y Gretel”. Y los disfraces también me los prestaron.

La entrevista ha sido editada y condensada.

“William Wegman: Dressed and Undressed” se puede ver del 5 de septiembre al 28 de octubre en Sperone Westwarer, Nueva York.
“William Wegman: Being Human” (Chronicle Books) llegará a las librerías el 3 de octubre.