La gasolinera abandonada que todos quieren visitar

El dúo artístico Craig & Karl interviene una estación de servicio al norte de Londres y le da una nueva vida.

Compartir
Gasolinera abandonada intervenida por Craig & Karl

Hay una máxima en el mundo de la decoración: basta con aplicar una simple mano de pintura para mejorar notablemente el aspecto de una habitación. Esta misma idea, sólo que elevada a la máxima potencia, es la que han desarrollado la pareja de artistas gráficos Craig & Karl sobre una gasolinera de White City, un distrito al noroeste de Londres. Lo que antes era un lugar a evitar ahora se ha convertido en el sitio que todo el mundo quiere fotografiar.  

La estación de servicio, en desuso desde hace varios años, ha cambiado su aspecto triste y gris propio de los edificios abandonados por una imagen colorista y vibrante. Tanto la pared frontal de la gasolinera como los viejos depósitos de combustible han sido intervenidos y decorados con flechas gruesas y franjas de distintos tonos, que varían entre el amarillo chillon y el negro más puro. La elección de la paleta de colores se inspira en las antiguas cartas de ajuste de las televisiones, una elección nada casual, ya que White City fue durante mucho tiempo el lugar donde se encontraba la sede central de la BBC y las casas de sus trabajadores.

Independientemente de la inspiración televisiva, el estilo de la instalación sigue los patrones que han marcado el trabajo de los australianos Craig Redman y Karl Meier y que les ha llevado a trabajar para firmas como Nike, Apple o The New York Times: patrones sencillos, líneas gruesas y mucho, mucho color. Además, este trabajo es especialmente relevante ya que un océano separa a ambos artistas: Craig vive en Nueva York Karl en Londres.

Este homenaje a la historia de la zona ha sido bautizado por el dúo como Here After: “Vemos este proyecto como la segunda vida de la gasolinera, o los ‘años maravillosos’, lo que nos ha llevado a usar las palabras ‘here after’ (a partir de ahora) como una referencia al cielo o a una utopía. Ahora que la gasolinera ha cumplido su cometido, por así decirlo, es libre para disfrutar”, explican.

La renovación de la gasolinera, que está llamada a ser un escenario para diversos eventos pop-up, forma parte de un ambicioso plan de regeneración de la zona a través de distintas intervenciones artísticas, una estrategia que ya ha sido utilizada con éxito en otras grandes capitales.

Fotografía Jamie McGregor Smith