El fotógrafo que capturó a gente conduciendo en Los Ángeles

Compartir
'People in Cars', de Mike Mandel
Fotografía: Mike Mandel, cortesía de Robert Mann Gallery y STANLEY/BARKER

“Quería hacer algo que pudiera tener un poco de humor, y tal vez un poco de riesgo”, dice el fotógrafo Mike Mandel. Su nuevo libro People in Cars, que se publica este mes, hace exactamente eso: es una colección de instantáneas que tomó en los 70 en California cuando era un chico de 19 años. “Crecí en Los Ángeles y toda mi experiencia de estar en L.A. era ir de un lugar a otro en coche”, recuerda. Mandel veía el automóvil como un icono americano y un hogar en sí mismo, donde la gente pasaba horas de su tiempo. Caminando hacia una intersección a media manzana de su casa, comenzó a tomar fotografías inocentes de los conductores.

Utilizó una lente gran angular que le obligaba a estar cerca de los coches. “No era como si los estuviera mirando a distancia, quería que me respondieran de alguna manera”, explica. Y sí que respondieron: las imágenes muestran parejas que le sonríen, niños con el ceño fruncido y una mujer enseñando su dedo corazón de manicura. “Creo que hoy podría haber mucha más paranoia sobre estar siendo vigilado o algo así, pero aquellos días eran, quizás, una época más ingenua. En su mayor parte, la gente pensó que era algo gracioso y respondió de una manera jovial, y me divertí mucho haciéndolo”.

El trabajo llegó al comienzo de un periodo prolífico para Mandel –”cuando veo lo que era capaz de hacer en los años 70, realmente me siento culpable por las cosas que puedo hacer ahora mismo”, dice, riendo entre dientes. El mes que viene, el SFMOMA inaugura Good 70s (Los buenos 70), una retrospectiva de los muchos proyectos que completó esa década, incluyendo Baseball-Photographer Trading Cards (Cromos del fotógrafo de béisbol) y Seven Never Before Published Portraits of Edward Weston (Siete retratos de Edward Weston nunca antes publicados); un sentido del humor surrealista se filtra a través de todos ellos.

Revisando los 75 rollos de película que usó para People in Cars, Mandel dice que se ha sorprendido por la nueva perspectiva que le aportan ahora. Hoy está intrigado por los detalles sutiles a los que no prestó atención cuando era un adolescente, como los reflejos que se ven en las ventanas de los coches. “Es interesante regresar y volver a mirar algo que hiciste hace 45 años y darte cuenta de que entonces viste cosas que realmente no apreciabas hasta que te hiciste mucho más viejo”, dice. “Eso es genial para mí”.

People in Cars está editado por Stanley/Barker.