20minutos

Cuando el arte es una lección de anatomía

Un proyecto artístico reinventa estatuas clásicas para convertirlas en mapas detallados del cuerpo humano.

Compartir

La creación de Adán, uno de los frescos más famosos de la Capilla Sixtina, no es lo que parece. Si uno se fija bien, verá que la figura que representa a Dios y los ángeles es, en realidad, un cerebro. Con un nivel de detalle casi quirúrgico, el mensaje de Miguel Ángel permaneció oculto durante siglos, hasta que el ginecólogo Frank Lynn Meshberger publicó el descubrimiento Revista de la Asociación Médica Norteamericana en 1990. Desde ese momento, se encontraron más representaciones precisas del cerebro en otras obras del pintor italiano, revelando un conocimiento de la anatomía humana no sospechado hasta entonces.

Ahora, otro artista residente en Italia, Ege Islekel, utiliza las partes del cuerpo como elemento artístico en su serie The anatomy of marble, un ejercicio de manipulación fotográfica en la que estatuas clásicas de mármol se convierten en modelos anatómicos detallados. Músculos, nervios y venas se superponen sobre cuerpos estáticos, perfectamente descritos, tal y como aparecen en los libros médicos. Un montaje que ensalza por enésima vez la indisoluble relación entre ciencia y arte.

Puedes ver más trabajos de Ege Islekel en su Instagram.