Los autorretratos más privados de Audrey Tautou

"Audrey Tautou, Superfacial" es la exposición en la que la actriz francesa muestra los autorretratos que se ha hecho durante los últimos 15 años.

Compartir
Autorretrato de Audrey Tautou
"En todas estas fotos soy yo, pero creo que soy yo con el sentimiento que tengo cuando puedo ser observada por alguien que no conozco". 'Sin título'. Fotografía: Audrey Tautou, cortesía de la artista.

Audrey Tautou recibió una cámara como regalo de su primera comunión. De niña, dice, encontraba la inspiración en la primatóloga Dian Fossey, y se imaginaba fotografiando animales salvajes en la selva. “La cámara era, para mí, una expresión más de mi deseo de aventuras”, dice. “No fue un fotógrafo quien me hizo querer convertirme en fotógrafa”.

La fama estaba delante de Tautou, pero era de otro tipo. En 2001, “Amélie” le trajo el reconocimiento global, para el que estaba totalmente desprevenida. Volvió a la fotografía como una manera de recuperar la perspectiva, dice, y comenzó a capturar a los periodistas después de que la entrevistaran en el circuito promocional. “Necesitaba hacerlo”, dice. “Tal vez por lo que me sucedió con esa enorme fama repentina –para mí fue una manera de tomar un poco de distancia con la tormenta”.

En julio, el festival de fotografía anual Rencontres d’Arles mostrará por primera vez el trabajo fotográfico de Tautou. Los retratos de los periodistas, catalogados y anotados con precisión, se colocarán junto a otros tres tipos de trabajos de la actriz: todos distintas formas de autorretrato. El contrapunto a sus fotos de los periodistas responsables de crear su imagen pública son pequeñas instantáneas espontáneas que Tautou toma de su propio reflejo. “Siempre tengo una cámara conmigo”, dice.

Autorretrato de Audrey Tautou
Trabajando sola y usándose como modelo, Tautou ha capturado imágenes que residen en la naturaleza de la imagen pública y la identidad construida. Aquí, ‘Sin título’. Fotografía: Audrey Tautou, cortesía de la artista.

También hay autorretratos formales y fantásticos. Para ello, Tautou construye escenarios, accesorios y vestuario, arregla la iluminación y actúa como fotógrafa y modelo, eligiendo su cámara y formato. “Me adapto a la ubicación, que siempre es un lugar íntimo, un espacio propio o la casa de mis padres”, dice. “Una vez que hago las fotos, ni retoco ni cambio el encuadre en absoluto. No hago trampa en nada”. Tautou explica que ha “hecho un doble, que es exactamente mi tamaño”, y que lo pone en su posición hasta el momento crítico.

El conjunto final de instantáneas hace a Tautou volver a su interés infantil en la fotografía sobre la vida salvaje de una manera inesperada. Mientras trabajaba en sus autorretratos probó dos cámaras de vigilancia consigo misma. Utilizando un sistema de disparo infrarrojo –”como la caja que pones en el bosque para un tigre”, dice– las cámaras captan secuencias de fotografías cuando perciben movimiento. “Pensé que podría crear algo como un ‘making of’ extremo”, explica Tautou. El resultado son cientos de imágenes que, juntas, se asemejan a secuencias de imágenes en movimiento de la era pre-cinematográfica.

En esta exposición, Tautou espera ofrecer una visión de su vida como fotógrafa, un lado invisible de su identidad que ha evolucionado en los últimos 15 años en paralelo con su carrera como intérprete. “Para mí fue una necesidad liberarme de este trabajo”, explica. “Lo he estado guardando para mí durante mucho tiempo, incluso los que me rodean no lo conocen”. En cuanto a cómo se recibirá en una plataforma tan pública y moralista como Arles, se encoge de hombros. “Estoy muy acostumbrada a presentar las cosas a la audiencia, así que sé que tan pronto como das algo, ya no te pertenece”.

“Audrey Tautou, Superfacial” se puede ver del 3 de julio al 24 de septiembre en la Abbaye De Montmajour (Arles, Francia) como parte de Rencontres d’Arles. rencontres-arles.com.

Autorretrato de Audrey Tautou
Tautou colecciona libros de fotografía, y cira a Martin Martin Parr, Brassa•, Nan Goldin, AndrŽ KertŽsz y Francesca Woodman como influencias. “Realmente no se por qué una foto va a impresionarme, pero es lo que estoy buscando”, dice. “Más que una perfección estética, me gusta cuando puedo inventar e imaginar una pequeña historia sobre ella”. ‘Sin título’. Fotografía: Audrey Tautou, cortesía de la artista.
Autorretrato de Audrey Tautou
“Soy una actriz, pero no soy solo una actriz”, dice Tautou. “Esta parte de mí que ha crecido y crecido y crecido durante todos estos años ha sido más importante para mi equilibrio personal de lo que creía. Ahora quiero expresar y desarrollar esta parte de mí. Así que para mí, es algo muy íntimo, no un hobby. Es una manera de estar completa”. ‘Sin título’. Fotografía: Audrey Tautou, cortesía de la artista.
Autorretrato de Audrey Tautou
Aunque que pueden parecer teatrales, “no siempre estoy actuando en mis autorretratos”, dice Tautou. “Creo que, porque soy una actriz, mi imagen siempre va delante de mí. Yo soy una actriz, una representación, creo que esa es la razón por la que la gente piensa que me estoy dirigiendo en una pequeña historia y actuando, pero esto no es un personaje”. ‘Sin título’. Fotografía: Audrey Tautou, cortesía de la artista.
Autorretrato de Audrey Tautou
‘Sin título’. Fotografía: Audrey Tautou, cortesía de la artista.
Autorretrato de Audrey Tautou
‘Sin título’. Fotografía: Audrey Tautou, cortesía de la artista.
Autorretrato de Audrey Tautou
‘Sin título’. Fotografía: Audrey Tautou, cortesía de la artista.