Arte a lo bestia, una forma eficaz de comunicar

Las obras de arte representadas de forma típica ya no tienen la repercusión que tenían antaño. Están surgiendo nuevas formas de expresar lo que sentimos que llegan mejor a los espectadores. Hoy nos ocupamos del arte a lo bestia.

Compartir

El arte consiste en expresar algo: una historia, una emoción o un sentimiento. El objetivo de los artistas cuando piensan en sus proyectos es que lleguen al mayor número de personas posibles para que consigan la repercusión deseada. Las obras de arte representadas de forma típica ya no tienen la repercusión que tenían hace años, por lo que están surgiendo nuevas formas de expresar lo que sentimos. En esta ocasión nos hemos ocupado de hacer un recopilatorio de algunas “obras de arte a lo bestia”, una forma de comunicar que triunfa en todo el mundo. De esta forma, el artista consigue que la sociedad hable sobre él y su obra. Estos son los que más nos han gustado. ¿Cuál es tu preferido? ¡Vota en nuestra encuesta!

Arte a lo bestia.

El pato de goma gigante

Este famoso pato de goma ha recorrido ciudades como Pekín o Hong Kong. Creada por el artista conceptual holandés Florentijn Hofman, esta obra de arte ha conseguido la expectación de más dos millones de personas. Se trata de un pato de goma amarillo de más de 18 metros de altura que atrae todas las miradas de los turistas y habitantes de las ciudades donde se instala. El pato se convirtió tan importante que incluso “durmió” sobre las aguas del Palacio de Verano, la antigua residencia estival de los emperadores chinos.

El autor de la obra se ha mostrado muy satisfecho con su trabajo, asegura que está muy contento a pesar de que otros artistas hayan intentado imitar su arte. “He conseguido que la obra tuviera visibilidad, y eso era lo que quería. No se trata de que haya un pato gigante, sino de que la gente se reúna por una obra artística. Es un gran día para el arte”, aseguró Florentijn Hofman. Más de 30 ciudades ya se han interesado por ser el próximo destino, de modo que el famoso pato seguirá viajando alrededor del mundo.

Arte a lo bestia.

Un edificio partido por la mitad en Londres

En uno de los lugares más turísticos de Londres el artista Alex Chinneck instaló una estructura que desafía cualquier ley arquitectónica: se trata de un edificio que crea la ilusión óptica de estar partido en dos mientras está suspendido en el aire. La obra recibió el nombre “Take my Lightning but Don’t steal my Thunder” e imita a los edificios históricos de Covent Garden. Se tardaron más de 500 horas en pintar el edificio y se utilizaron técnicas digitales para que pareciera que estaba partido por la mitad. Los turistas de la ciudad que paseaban por ahí se quedaron con la boca abierta al ver esta obra en la calle.

Arte a lo bestia.

Six pins and half a dozen needles, otra obra de Alex Chinneck

Ya hemos visto como al artista Alex Chinneck le gusta partir cosas por la mitad. En este caso ha vuelto a utilizar su técnica favorita para crear una ilusión óptica. Chinneck transformó una fachada de una casa abandonada de Londres. Originalmente la fachada del edificio era de hormigón, sin ventanas. Al artista se le ocurrió poner una plancha de ladrillo por cada lado, dejando un hueco en el medio para que pareciera que había caído un rayo que había partido el edificio por la mitad. Esta obra de arte recibe cientos de visitas al día y en redes sociales como Instagram es muy famosa.

Arte a lo bestia.

Una torre de alta tensión invertida

El Festival de Diseño de Londres pidió llevar a cabo un proyecto que tuviera en cuenta la importancia que ha tenido el acero en la zona gracias a la revolución industrial del siglo XIX. El resultado fue la instalación de una estructura de acero que hace la función de una torre de alta tensión, teniendo la peculiaridad de que está invertida si lo comparamos con la forma tradicional. Con sus más de 35 metros de altura se ha convertido en todo un icono para el arte moderno. Esta escultura se ve desde varios puntos de la ciudad, incluso da la bienvenida a los pasajeros que vuelan en avión, ya que se encuentra cerca del aeropuerto de la City. Por la noche se ilumina, convirtiéndose en un faro que proyecta una red de sombras sobre el suelo. Cientos de personas se reúnen cada día en las inmediaciones para hacer fotos y contemplar la obra.

Arte a lo bestia.

Las 1.550 sillas de Doris Salcedo

Doris Salcedo es una artista colombiana que suele tratar temas controvertidos. En esta ocasión se ocupó del tema del horror que se sufre en la guerra. Decidió colocar 1.550 sillas entre dos edificios, dejando atónito a todo el que pasara por delante de la obra. La artista aseguró que con este trabajo buscaba “reflejar el sufrimiento de las víctimas de la violencia y las injusticias sin tomar ninguna guerra como punto de partida, ya que todas aportan lo mismo”. Esta obra actualmente ya ha sido retirada ya que corría peligro de que alguna de las sillas cayera a la calzada y algún transeúnte resultara herido.

Arte a lo bestia.

El museo con forma de tetera gigante, en China

China es uno de los países que más té verde consume del mundo. Es por esta razón por la que se ha construido un edificio con forma de tetera que tiene más de 5.000 metros cuadrados y alcanza los 74 metros de altura. Dentro de él podemos encontrar un museo en el que se explica todo lo relacionado con el té y su cultura. Sin duda, una forma muy peculiar de diseñar obras de arte que hablan por si mismas.

Arte a lo bestia.

Arte en los campos de cultivo

Cuenta la leyenda que seres extraños del espacio se dedican a hacer diseños en los campos de cultivo con el fin de comunicarse con los humanos y demostrar que existen. Lejos de las leyendas, existen empresas especializadas en la materia que se encargan de hacer obras de arte para que se vean desde el aire. Es el caso de la empresa Circlemakers, fundada por Rob Dickinson y John Lundberg, unos apasionados de la materia que decidieron dedicarse a hacer lo que de verdad les gustaba. Cuando un campo aparece “misteriosamente” con algunas de estas formas, alcanza gran repercusión en los medios de comunicación.

¿Cuál de estas obras de arte te ha gustado más?

Cargando ... Cargando ...