4 colores inventados y 1 que no existe

Aunque parezca imposible, el hombre ha sido capaz de crear algunos colores que no estaban presentes en la naturaleza (y demostrar que uno muy habitual en realidad es una ilusión de la mente).

Compartir

“Si crees que el cerebro es capaz de imaginarse cualquier cosa, intenta pensar en un color que no exista”. Es posible que alguna vez hayas oído la frase anterior a algún amigo o conocido que, tratando de quedar de inteligente ha terminado pasándose de listo. Porque sí, el ser humano es capaz de inventar colores que aún no hemos visto. O mejor dicho, tonalidades inexistentes de colores conocidos. A continuación te contamos cuatro de ellos y además te desvelamos algo que quizás te sorprenda: uno de los colores que más te gusta en realidad no existe.

Azul Klein

Yves Klein, La gran Antropometría azul
La gran Antropometría azul (ANT 105), 1960

También conocido como IKB (International Klein Blue), este tono de azul profundo fue inventado por el pintor francés Yves Klein en el año 1960. Su particularidad se debe al método de fabricación del mismo, en el cual se utiliza un aglutinante de resina sintética conocido como Rhodopas M y usado en aquella época para proteger los mapas del agua. Éste permite que el pigmento azul -en concreto, el azul ultramar- conserve toda su intensidad, dando como resultado el IKB. Klein, que trabajó conjuntamente con el fabricante de pinturas Edouard Adam, empleó el color que lleva su nombre en obras monocromas donde experimentaba con diferentes técnicas de aplicación, desde rodillos a esponjas, e incluso llegó a embadurnar mujeres con este azul para que rodaran sobre grandes lienzos y dejaran su huella.

Azul YlmMn

 

YInMn Blue
Pigmento de Azul YInMn.

Otro azul, pero esta vez descubierto por accidente. Fue en 2009, cuando unos científicos de la Universidad Estatal de Oregón calentaron a más de 1.000 grados centígrados una combinación de óxido de manganeso, itrio e indio (los elementos de los que se deriva su nombre). Su objetivo, como explicó en su momento en profesor responsable Mas Subramanian, era “buscar un material útil para la electrónica”, pero en su lugar obtuvieron un pigmento “con una estabilidad, resistencia y durabilidad del color como ningún otro”. Además de su precioso tono -que recuerda un poco al IKB-, este nuevo azul posee la cualidad de reflejar hasta un 40% de la luz solar y de no disolverse en el agua, lo que lo convierte en un candidato ideal para recubrir superficies.

Vantablack

Vantablack
Una muestra de Vantablack sobre aluminio.

Un negro tan negro que cualquier objeto que tenga este color pierde completamente su apariencia en tres dimensiones, asemejándose a una mera mancha oscura, como de otro mundo. Se trata de una sustancia hecha a partir de nanotubos de carbono hasta 3.500 veces más delgadas que un cabello humano. Estos tubos microscópicos crean una red tan profunda que impide que los rayos de luz -el 99,96%- salgan de ella por lo que técnicamente, y según sus inventores NanoSystem el Vantablack es, en realidad, la ausencia total de color. En 2016 el artista indio-británico Anish Kapoor, conocido por ser el autor de la escultura Cloud Gate de Chicago, adquirió los derechos en exclusiva sobre este no-color, convirtiéndose en la única persona con derecho para usarlo en obras de arte -no así en aplicaciones industriales. Este hecho desató la controversia entre sus compañeros de profesión y dio lugar a la invención de otro color nuevo, el siguiente de nuestra lista.

PINK

PINK de Stuart Semple
Pigmento PINK, el rosa más rosa del mundo.

Stuart Semple, un artista británico que reside en Londres, no recibió muy bien la noticia de que su colega Anish Kapoor había obtenido derechos exclusivos sobre el Vantablack. Ante lo que él consideraba una ofensa para todos los artistas, decidió responder con la creación de un nuevo color, PINK, bautizado como el “rosa más rosa del mundo”. Este rosa es, en efecto, el más brillante que existe, gracias a su pigmento fluorescente que le da un brillo que nunca antes se había conseguido, como ha explicado su creador. Pero no es su desorbitada fosforescencia lo que hace de PINK un color tan especial, sino la prohibición explícita para su uso por parte de Anish Kapoor, como bien especifica Semple en su web. Ni Kapoor ni nadie relacionado con él tiene derecho a comprar este rosa -aunque el año pasado, de algún modo aún desconocido, se saltó la prohibición y dejó un mensaje de mal gusto en su Instagram.

El rosa no existe

Si te ha gustado el PINK de Stuart Semple tenemos una mala noticia, porque según los científicos el rosa, en realidad, no existe. Se trata de una combinación entre rojo y violeta, los dos colores que se encuentran más alejados en el arcoiris. Pero combinar esos colores sería imposible debido a sus posiciones alejadas en el espectro de la luz, por lo que se ha concluido que el rosa es en realidad una interpretación del cerebro de toda la radiación comprendida entre ambos. Aunque mejor, que lo explique el video.